Fijan código de conducta para los servidores públicos de Tula

 

-Menciona alcalde que no es más que un recordatorio para los funcionarios acerca del buen comportamiento que deben tener al cumplir con su encomienda de servicio

EJES

 

Ángel Hernández

p10-codigoPara establecer una orientación bien definida hacia un comportamiento ejemplar de los servidores públicos, ayer se firmó un código de conducta por el gobierno municipal de Tula; el documento prevé la observancia de trabajadores de la alcaldía e integrantes de la Asamblea Municipal.

El edil dijo que el código no es más que un recordatorio para los funcionarios acerca del buen comportamiento que deben tener al cumplir con su encomienda de servicio.

Indicó que la ciudadanía son los ojos que evaluarán la conducta del gobierno municipal, donde se habla de querer un buen gobierno, pero indicó que también se quiere a ciudadanos que respeten las reglas del buen gobierno, así como del buen ciudadano.

En un evento desarrollado en la explanada de la alcaldía, el personal de presidencia e integrantes del ayuntamiento plasmaron simbólicamente su firma en las mamparas que contienen el mensaje referente a los principios y valores que enarbolarán.

Se dijo que, al asumir un cargo público los funcionarios están obligados a aportar su conocimiento, capacidad y experiencia, conducidos por los valores de la legalidad, profesionalismo, congruencia, imparcialidad, honradez y transparencia en favor de la ciudadanía.

El edil explicó que los principios y los valores se fundamentan en casa, que cada persona va creciendo en un ambiente diferente.

En entrevista, el edil reconoció que es muy difícil que personalmente esté detrás de los funcionarios revisando su comportamiento, por lo que indicó que cada director de área, estará a cargo de su respectiva área, y que ellos responderán por sus subalternos.

Finalmente afirmó que actualmente el código de ética presenta un avance del 90 por ciento y que tendrán que observarse los manuales de procedimiento y organización.