Los maestros

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreEn la semana que concluye el gobernador Omar Fayad se reunió dos veces con el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, la más reciente en Pachuca.

Estos acercamientos no son casuales porque, según el calendario del organismo magisterial, en breve deberá emitirse la convocatoria para realizar el congreso estatal correspondiente a la renovación de la dirigencia sindical de la Sección XV en Hidalgo.

Seguramente entre ambos personajes el tema fue motivo de conversación y, aunque el SNTE es un organismo independiente, no es secreto que su relación con los gobiernos estatales, en este caso, depende en parte de un entendimiento pleno.

Antes la secretaria de Educación Pública en Hidalgo, Sayonara Vargas, y el secretario de la Sección XV, Sinuhé Ramírez, mantuvieron encuentros, aunque fue el dirigente sindical quien apuró estos, al pedir la intervención de la Secretaría de Gobierno.

En el magisterio hidalguense aún hay un buen número de maestros con ascendencia al proyecto de Moisés Jiménez; sin embargo, la persecución que el propio Jiménez acusó en los últimos años disminuyó su presencia.

Hace unos días el profesor Moisés aguardó 45 minutos en una antesala de Palacio de Gobierno, buscaba ser recibido por las autoridades; sin embargo, no fue así, lo que podría interpretarse como una falta de interés por reconstruir puentes o reactivar inercias del pasado.

Los incidentes entre el magisterio y el gobierno estatal no son nuevos, cabe recordar el enfrentamiento de los maestros en tiempos de la dirigente Mirna García con el exgobernador Miguel Osorio, al no estar de acuerdo en los montos al incremento salarial que cada año se les concedía, lo que dio paso a una marcha de protesta multitudinaria por la capital hidalguense.

Mirna García junto con Moisés Jiménez y Alejandro Soto conformaron un bloque al frente de la Sección XV del SNTE que durante muchos años se mantuvo cohesionado hasta que una corriente interna contraria, supuestamente impulsada desde la Plaza Juárez, cambió el rumbo de la central sindical.

El encarcelamiento de Mirna García por un supuesto desfalco de más de 120 millones al sindicato dejó claro a la opinión pública que era el fin de la hegemonía de ese trío al frente de la Sección XV. Un tecnicismo legal permitió a García dejar el penal para de inmediato desaparecer, situación que prevalece y que llevó a la Interpol a emitir una “ficha roja” para sumarse a su búsqueda en el extranjero.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio