Presupuesto

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres Aguirre Esta semana el gobernador Omar Fayad y los diputados federales hidalguenses anunciarán oficialmente el monto del presupuesto para el 2017, un hecho que reviste especial importancia porque a pesar de las extraordinariamente difíciles condiciones económicas del gobierno federal y de la economía mundial, todo indica que Hidalgo tendrá un incremento, ligero, pero al fin y al cabo aumento en su ingreso.

En 2016 el presupuesto fue del rango de los 34 mil millones de pesos, más los recursos extraordinarios; el titular del Poder Ejecutivo en nuestro estado anunciará una cifra ligeramente por arriba de ese número y se espera que al correr de los meses en el 2017 vengan flujos extraordinarios porque simple y llanamente la relación con el gobierno federal es otra a la del sexenio anterior.

Aunado al presupuesto para el año siguiente, los ahorros que el plan de austeridad implanta al gasto corriente del gobierno estatal, seguramente generarán mayores recursos para atender los siempre prioritarios sectores de la salud, educación y combate a la pobreza.

Otro tema que en el primer año de una administración estatal siempre se incluye (porque en México vivimos una crisis financiera permanente) es la posibilidad de solicitar un préstamo para equilibrar la economía. Todo apunta a que en el plan del gobernador Fayad Meneses no hay ni la menor intención de explorar esa vía. En el pasado, ya fuera con créditos o renegociando los planes de pago, sus montos o intereses, las administraciones estatales consiguieron liquidez para enfrentar los primeros años de gestión; hasta ahora la política económica de Fayad sólo tiene un rostro: la austeridad.

Una vez que la iniciativa de presupuesto federal fue aprobada en San Lázaro será esta semana, seguramente, cuando el gobierno hidalguense envíe la propia a la LXIII Legislatura local para su análisis y posterior aprobación. Hasta ahora no se prevén desencuentros entre los grupos parlamentarios del Congreso y todo hace pensar que el tema presupuestal para el 2017 en nuestra entidad estará listo muy pronto.

Son las iniciativas de otro corte, como la desaparición de la Secretaría de Planeación, la conformación de una Oficialía Mayor que absorba las funciones de todas las Direcciones de Finanzas en las dependencias estatales, las que tendrán más atención de los partidos políticos representados en el Poder Legislativo. Ahí tendremos además una muestra del control que, a través de la disposición y uso de los recursos, pretenden tener las autoridades.

 

Twitter: @bamtorre

@vocales_radio