La libertad de vestir: la vestimenta musulmana femenina

Amira Corrales
Amira Corrales
En pasadas colaboraciones hemos hecho una pequeña narración sobre la libertad del vestir de las mujeres occidentales, desde el uso de la falda –obligatoria en colegios de todos los niveles educativos- hasta el sostén y los zapatos de tacón. En esta ocasión quise dedicarle estas líneas a un vestir por demás extraño para las mujeres occidentales, hablo de la vestimenta de las mujeres que viven en países que profesan el Islam como religión. Quiero mencionar que existen lugares donde las mujeres asiáticas visten como quieren, pero no es bien visto. Las mujeres tradicionales usan 4 tipos de prendas que en occidente se considerarían completamente restrictivas para la libertad femenina: el hiyab, el chador, el niyab y la burka. Pero, ¿cuál es cada uno? Comencemos con el hiyab, que sólo cubre cabeza y cuello de las mujeres que ya no son niñas. Cabe mencionar que el hiyab varía de color y diseño dependiendo del contexto y la cultura en la que se encuentre, pero el objetivo es cubrir el cabello y cuello de las mujeres para que no sean objeto de tentación para los hombres –mismo fin de las demás vestimentas-. De hecho algunas mujeres cristianas y otras ortodoxas, también lo usan, con sus variantes. Después tenemos el chador, que al igual que hiyab, cubre cabeza, cuello, pero incluye los hombros y parte del cuerpo, generalmente es negro o gris. El niyab, es una prenda completa que llega a los pies de las mujeres y sólo se abre en la parte del rostro donde se ubican los ojos. Por lo regular es también negro y su objetivo es hacer de la mujer un ser invisible a la vista de los demás hombres. Pero la burka es un tributo al poder del patriarcado en su apogeo. Esta prenda no permite distinguir a la mujer que la porta, es completa, pero aprieta desde la cabeza y se hace holgada hasta los pies. Sólo tiene una rendija de tela para que la mujer pueda ver un poco. De nuestras prendas occidentales, ¿cuál considera usted que es más restrictiva?

Twitter: @AmiraCorrales