Va modificación a Ley del Trabajo, avala el Congreso

 

– Modificaciones fortalecen vida democrática de sindicatos y eliminan del área de los Poderes Ejecutivos la justicia laboral, para pasarla a los Poderes Judiciales del ámbito federal y local

HOMOLOGAN CON LEGISLACIÓN FEDERAL

 

 

Jocelyn Andrade

p4-trabajoAprobó el Congreso la reforma de la Ley del Trabajo para homologar con la legislación federal, con lo cual las juntas de conciliación pasarán a manos de tribunales especializados.

La minuta que envió el Congreso de la Unión establece que las modificaciones fortalecen la vida democrática de los sindicatos y eliminan del área de los Poderes Ejecutivos la justicia laboral, para pasarla a los Poderes Judiciales del ámbito federal y local.

Con estas medidas se da paso a fortalecer la independencia de la justicia laboral, desapareciendo las Juntas de Conciliación y Arbitraje federal y estatales, para que sus funciones sean asumidas por tribunales laborales de los Poderes Judiciales respectivos.

Transfiere la impartición de justicia laboral, es decir, que la resolución de las diferencias o los conflictos entre trabajadores y patrones estarán a cargo de los tribunales laborales del Poder Judicial de la Federación o de las entidades federativas en el ámbito local y federal, en sustitución de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

Asimismo, se crean los Centros de Conciliación en donde participarán los sindicatos y los trabajadores para tratar de resolver el mayor número de conflictos posibles, por la vía de conciliación.

Además, crea un organismo federal descentralizado de conciliación, con autonomía de gestión y presupuestal, con facultades en el orden nacional para el registro de todos los contratos colectivos de trabajo y las organizaciones sindicales, así como todos los procesos administrativos relacionados.

Incorpora la obligación de elegir a los dirigentes sindicales mediante el voto directo y secreto y se garantiza que los trabajadores puedan asociarse libremente ante quien mejor los represente.

El dictamen se aprobó con dos abstenciones.