Contabilizan muertes por los conflictos

– Homicidios quedan impunes por la falta de atención de las autoridades que investigan casos; antecedentes

MEZQUITAL

Hugo Cardón

pag-03-conflictos-trabajo-hugo-1Durante los últimos ocho años, los conflictos agrarios y limítrofes de la región de Ixmiquilpan han dejado tres muertos, homicidios que han quedado impunes debido a la falta de atención por parte de las autoridades que investigan los casos.
Los duelos con palos, piedras y armas de fuego “subieron de tono” en los últimos años en esta zona, pues ya los lesionados no son los únicos que se cuentan durante estos eventos, ahora los involucrados ya lloran a sus muertos.
En este sitio cuentan por docenas las tensiones, ya sean al interior de una comunidad o entre municipios, entre ellos destacan Julián Villagran- El Mezquital- Boxani, El Alberto- La Estancia y San Andrés Daboxtha-Capula, entre otros muchos más.
Uno de los conflictos más añejos de los que se tienen registro es el que enfrentan en el poblado  de Pueblo Nuevo y Ocotza Julia Villagrán, pues estos datan desde 1943,  esto por la disputa por más de 400 hectáreas, conflicto al cual no se ha dado solución.
Sobre este tema, Guillermo Hernández Nube, dirigente de la  Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC) en Ixmiquilpan, consideró que la falta de atención por parte de las autoridades es la causa que ha propiciado que se agudicen este tipo de conflictos, causando el deceso de algunos pobladores.

BINGU Y  SAN ANTONIO. El primer deceso que se tiene registrado ocurrió en diciembre de 2009, esto luego de un enfrentamiento que sostuvieron los pobladores de El Bingu y  San Antonio Sabanilla, en El Cardonal, quienes aún no definen hasta dónde llegan sus territorios.
Luego de enfrentarse a pedradas, José Doñú Ambrosio, de San Antonio Sabanillas, fue herido gravemente en la cabeza, lo que propició que ya en el nosocomio perdiera la vida debido a la gravedad de su lesión, deceso que tensó aún más el ambiente social entre ambas comunidades.
Derivado de este deceso se giraron las órdenes de aprehensión en contra de tres personas, de las cuales sólo uno de ellos fue detenido; en total  fueron señaladas un total de 13 sujetos como presuntos responsables de este conflicto.
Luego de este suceso, el tema no se ha retomado por parte de las autoridades, y una vez más, la rencilla quedó en el olvido, pero latente de reavivarse ya que nadie se ha interesado en dar continuidad al proceso que se llevaba.