Trump, una buena noticia

Gabriel Pérez

 

Gabriel PerezQuizás sea pecar de inocente, pero soy de los ilusos que cree que la presidencia de Donald Trump puede representar una gran oportunidad para México.

Incluso soy de los que piensa que se podría y debería de aprovechar la devaluación de la moneda mexicana.

El asunto es el siguiente, si Trump cumple sus promesas comenzará un proceso de, permítaseme el término: “desglobalización” de la economía estadounidense. Aún es incierto el resultado de las políticas proteccionistas y nacionalistas que plantea el trumpismo, pero bien podría desencadenar un alza generalizada en los precios de los productos que se fabriquen en EU.

Si las empresas son castigadas, como promete el presidente electo de EU, con un impuesto de hasta 35% por sacar sus plantas de suelo estadounidense o si, por evitar ese castigo, la industria de ese país se ve obligada a emplear la mano de obra local, que es más cara y no necesariamente más especializada que la mexicana, el incremento en productos y servicios sería inevitable.

México, con una moneda más barata se vuelve más competitivo en el mercado internacional, ya que se abarata la mano de obra. Y hay muchos países que pueden voltear a nuestro país para traer sus inversiones.

Ya lo dijo el embajador de China en México, Qiu Xiaoqi, en una conferencia de prensa en la que dio a conocer que el año que entra se llevará a cabo el “Año de la Cultura China”, en México: “Estamos dispuestos a aumentar esfuerzos junto con la parte mexicana e inyectar nueva energía en el desarrollo de estas relaciones para los próximos años”.

Trump pareciera completamente decidido a ceder el liderazgo que su país ha ejercido sobre temas globales y económicos. Y China, Rusia y Europa están listas para ocupar ese lugar. México debería de prepararse para aprovecharse de ello.

 

Twitter: @gaboperez