Rompen diálogo ambulantes con el ayuntamiento de Tula

 

-Intentó la alcaldía imponer acciones en detrimento de los comerciantes

-Señaló el líder de la CCT que no tienen llenadera y acusó a la síndica

RELACIONES PELIGROSAS

 

Ángel Hernández

p10-desacuerdoConcluyó sin acuerdos la mesa de trabajo que autoridades municipales de Tula sostuvieron la noche del pasado jueves con ambulantes del centro de la ciudad, quienes se muestran renuentes a ser regulados por la alcaldía a cambio de que se les permita continuar su actividad.

En dicha reunión el ayuntamiento trató de imponer algunas disposiciones expuestas anteriormente, como el retiro gradual de mercantes de la vía pública, o en su caso su reubicación al mercado del callejón de Mina, habilitado en el periodo del exalcalde Rodolfo Paredes.

Los informales; sin embargo, rechazaron los planteamientos mediante la representación del presidente de la Coordinadora Ciudadana Tula (CCT), Fernando Cruz Rodríguez, quien reprochó que la autoridad actúe de manera tardía y parcial con las personas que más lo necesitan.

Expuso que la alcaldía es responsable de que el ambulantaje esté “desatado” actualmente, dado que no hizo valer acuerdos tomados a principios de este gobierno, como la reducción de espacios y no permitir anaqueles ni tarimas en las calles.

Sin embargo, el líder de la CCT aceptó que el tema del comercio informal es complejo y que prevale la intención de diálogo por parte del ayuntamiento, aunque señaló que si ahora detona el tema es por la inconformidad de una parcialidad de tianguistas, en su mayoría familiares de la síndica jurídica Norma Román Neri.

Lo anterior -explicó- se debe a que no tienen “llenadera” y se quieren quedar con todas las ganancias de la temporada decembrina, por lo que conminó a las autoridades a no dejarse presionar por seudolíderes que buscan beneficios particulares, aprovechándose que son consanguíneos de la representante legal del municipio.

Aunque ayer no se colocaron, los ambulantes volverán a las calles este sábado.