Los cambios

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreYa está en el Congreso de Hidalgo el Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal del próximo año; el documento contiene los detalles sobre el dinero que habrá para trabajar los siguientes 12 meses, nada más y nada menos.

De igual forma ya las autoridades federales dejaron muy claro que el siguiente será un año muy complicado en materia económica y prácticamente todas las actividades se verán afectadas de manera negativa.

Nuestro estado no será la excepción de esa circunstancia; sin embargo, el gobernador Omar Fayad y los diputados federales anunciaron hace unas semanas que con todo y la “mala racha” que se adelanta para México, el presupuesto es ligeramente superior al de 2015.

Esto, junto con una serie de ajustes en el gasto corriente, así como la inminente reingeniería de la administración pública estatal, ofrece suficientes bases para vaticinar crecimiento y desarrollo para la entidad. Y es que los últimos meses, los primeros de la administración sexenal, han servido para impulsar un reacomodo dentro del servicio público estatal, para la conformación de un Plan Estatal de Desarrollo y sobre todo para mandar mensajes “fuertes y claros” en cuanto a la intolerancia a la corrupción.

Pero ya pasaron 100 días, ahora debe entrar en operación una nueva fase dentro de la organización pública, una de trabajo ordenado, líneas claras de acción en torno a metas que todos en el gobierno vean de igual forma.

Carencias en Hidalgo siempre han existido, hay una alta expectativa sobre esta nueva generación de funcionarios, todos tiene un voto de confianza tanto de la ciudadanía como del gobernador; errores los habrá por juventud e inexperiencia, pero en la relación costo-beneficio el saldo (obligadamente) debe ser positivo.

Así, los hidalguenses estamos en el umbral de una nueva era para la burocracia, un proceso que no es rápido ni fácil, pero alguna vez tendría que iniciar y qué mejor ahora.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio