Crecimiento económico del 2 %, detalla Sedeco

– Sintetiza titular de esta secretaría las condiciones que propician el escenario actual

– Resultado del impacto económico en los costos, importaciones y tipo cambio

INICIOS

Pie de foto: DIMENSIONES. El gobierno de Hidalgo tiene el compromiso de aplicar políticas públicas, es decir una estrategia contingente que permita alcanzar los objetivos en un corto, mediano y largo plazo.

Alberto Quintana

pag-04-sedecoEl gobierno de Hidalgo inicia su crecimiento con un 2 por ciento (%) del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con el panorama nacional, manifestó el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Hidalgo (Sedeco), José Luis Romo Cruz.

Lo cual representa que el gobierno de Omar Fayad empieza prácticamente una actividad económica y dinamismo a la mitad de la anterior administración estatal que fue del 4.2 %.

Es el resultado del impacto económico en los costos, importaciones y tipo cambio, que pasó de un 12.3 a un 20.52, que es más caro, además la tasa de interés incrementó en un 21 %.

Por si fuera poco, el peso del petróleo se desplomó de casi 100 dólares por barril a 37, pero hay probabilidades de llegar a los 40, aunque actualmente se está un 60 % debajo de la cotización.

Hidalgo está inserto en la dinámica del país: en el último trimestre afectó la incertidumbre tras la reciente elección en Estados Unidos y eso deriva en un escenario económico adverso.

Por tanto, planteó, el gobernador Omar Fayad habrá de aplicar, a través de la Sedeco, diferentes acciones de forma positiva para superar los principales indicadores y que son las metas de la administración estatal.

“La inversión promedio del estado en los últimos seis años fue de casi 6 mil millones de pesos; la expectativa del gobierno estatal es superar esta cifra en Hidalgo”.

En lo respecta al empleo la creación es de aproximadamente 7 mil 900 empleos al año, la meta es incrementar este sector, por medio de un trabajo con los diversos sectores productivos.

En el rubro de la competitividad, el reto es frenar la baja en el estado, ya que Hidalgo pasó del lugar 11 al 19 y se debe reflejar en el dinamismo de la economía.

Los indicadores de éxito del gobierno de Omar Fayad serán evidentes en el número de empleos generados y el ingreso promedio por hidalguense, si se compara con el PIB es un promedio de 6 mil 500 pesos al mes.

“Es una clara desventaja en comparación con otras entidades del país pues sus habitantes reciben ingresos económicos tres veces más altos que los hidalguenses”.

Destacó que el gobierno de Hidalgo tiene el compromiso de aplicar políticas públicas, es decir una estrategia contingente que permita alcanzar los objetivos en un corto, mediano y largo plazo.

Actualmente se afina el proyecto que se plantea en el Plan Estatal de Gobierno, con lo que se tiene del Plan Estatal de Desarrollo, en materia económica tienen más de 322 iniciativas.

Las propuestas y demandas de la sociedad son que las nuevas inversiones deben generar mayor derrama económica, ya que las empresas que se han instalado en el estado no han permeado en la población.

Hay un sentir desde las micro, pequeñas y medianas empresas de que se carece de una política pública enfocada para estos sectores, que son los que más generan los empleos en el estado.

Ahondó en titular de la Sedeco en que el 80 % de los empleos se generan en estos sectores a escala estatal, por tanto tienen razón y en ese contexto trabaja el gobierno estatal.

Un tercer planteamiento por parte de la sociedad hidalguense es que la carga administrativa y corrupción que se registra en Hidalgo, les impide tener un crecimiento.

Las políticas públicas que tengan que implementarse tendrán un impacto en la planta productiva del estado; “tenemos una serie de propuestas ya estructuradas que se darán a conocer en los próximos días”.

Reiteró el compromiso del gobernador Omar Fayad con el sector empresarial de Hidalgo para mantener el desarrollo económico en las diferentes zonas de la entidad.

Subrayó que como parte de la Estrategia de Desarrollo Económico se fomentará la actividad económica ya existente, la comunicación permanente con los municipios y con la delegación de la Secretaría de Economía (SE).