La última y nos vamos

David Tenorio

 FOTO DAVID TENORIO COLUMNAEl gobernador Omar Fayad tuvo claro desde el inicio de su administración lo que la sociedad exige: cero corrupción y cero impunidad. Hidalgono es ajeno a la realidad nacional y también ha sido un paraíso para muchos políticos, que han llevado hasta la práctica el hecho de crear una sociedad aparte. Acuden a los mismos restaurantes, viven en los mismos fraccionamientos y asisten al mismo club deportivo. Tal modo de vida es ofensivo para los ciudadanos.

Proliferan en la entidad nuevas y grandes inversiones. La mayoría bajo el velo de ser sociedades anónimas. El gobernador sabe que se requiere decencia, principios y honorabilidad. El problema en nuestro país no es la existencia o no de leyes, sino la inobservancia de las mismas y eso se llama impunidad. Para combatir la corrupción deben generarse condiciones estrictas para todos. Hace unos días se puso en línea una encuesta abierta a toda la población, sobre “la percepción de la corrupción”. La cual tiene la finalidad no sólo de recabar las inquietudes sobre este grave flagelo, sino también de demostrar que su opinión cuenta. El autor de “Los Miserables”, Víctor Hugo, escribió que “entre el gobierno que hace el mal y el pueblo que lo consiente hay una cierta solidaridad vergonzosa”.

El fin de semana pasado, a través de las redes sociales, se difundió un incidente donde el personal de seguridad del secretario de Gobierno estuvo involucrado, al mostrar un arma de fuego a un matrimonio que circulaban en su vehículo. Los escoltas fueron separados del cargo por órdenes precisas del secretario, además de dar inicio a una investigación administrativa y penal, a fin de deslindar responsabilidades. Tal acción ciudadana, evidencia corresponsabilidad y muestra que toda denuncia tendrá una consecuencia inmediata.

En este caso la “tolerancia cero” se aplicó a la prepotencia policial. Pero podemos tener la certeza de que también la habrá en cuanto al delito. Los ciudadanos no podemos pedirle a la autoridad que violente la ley para resarcir lo que anteriormente no se atrevió a hacerse. Hoy, afortunadamente, existe una política horizontal y vertical de “tolerancia cero“.

Su servidor se toma unos días. No sé si para unas merecidas, pero si necesarias vacaciones. Les deseo a todos felices fiestas y lo mejor para el 2017.

 

Twitter: @David_Tenorio