Avala Congreso ajustes para cimentar reingeniería estatal

-Consideraron diputados modificaciones para desaparecer y crear órganos

-Atenderán a diversos ámbitos para cumplir con objetivos de administración

BASES GENERALES

Jocelyn Andrade

p4-reingenieriaCambio de rango de la Secretaría de Planeación a Unidad, la creación de la Secretaría Ejecutiva de la Política Pública Estatal y la separación de la Secretaría de Turismo y Cultura, son parte de las modificaciones que aprobó el Congreso local a la Ley Orgánica de la Administración Pública.

El presidente de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, Luis Baños Gómez, explicó que se transforma la Coordinación del Despacho del Gobernador, a Secretaría Ejecutiva de la Política Pública Estatal.

Asimismo se extingue la Secretaría de Planeación, Desarrollo Regional y Metropolitano (Sepladerym) y se constituye la Unidad de Planeación y Prospectiva, con funciones que determinarán lineamientos para generación y evaluación de políticas públicas.

Al tiempo que las funciones relacionadas con programación y presupuesto del gasto de inversión para desarrollo estatal, ahora pasan a la Secretaría de Finanzas Públicas, cuya finalidad principal es el correcto financiamiento y reglamentación en el ejercicio del gasto corriente.

Destacó que la Secretaría de Finanzas y Administración cambia de nombre a Secretaría de Finanzas Públicas, y en la Secretaría de Turismo y Cultura se desincorporan las atribuciones en materia de cultura, para crear la Secretaría de Cultura, que deberá difundir manifestaciones artísticas y culturales, fomentar, rescatar y preservar la cultura tradicional y emergentes.

Mencionó que la creación de la Secretaría de Cultura no incorpora más burocracia, en consecuencia no genera alza al presupuesto de dicha dependencia sino que incluye personal de la propia secretaría de Turismo. Esto último como compromiso del gobernador.

Además se crea la Secretaría de Movilidad y Transporte para acceder a servicios de calidad en desplazamiento, tanto de personas como de bienes, lo mismo que la Oficialía Mayor, que busca eliminar duplicidades.

Esto permitirá disminuir ampliamente costos actuales en procesos de contratación y licitación, así como de operación para eliminar facultades discrecionales de servidores públicos.