Fue acorralado por las redes y mejor renunció  

 

– Mostraban a un elemento recibiendo dinero, producto de una extorsión, informó Fermín Hernández Martínez

RECURSO FACEBOOK

 

Ángel Hernández

p9-bajaEn días recientes, un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública de Tula se dio de baja de forma voluntaria luego de haberse visto exhibido en las redes sociales recibiendo cierta cantidad de dinero producto de una extorsión, informó Fermín Hernández Martínez, titular de la dependencia.

En entrevista dijo que al exoficial se le sorprendió infraganti pidiendo y recibiendo “la mordida” por lo que en un ánimo de limpiar la corporación de “malos” elementos se le invitó a aceptar la baja voluntaria.

“Lo convencimos de que se diera de baja por sí mismo pues se le expuso que a partir del hecho, la ciudadanía lo señalaría por siempre y eso conllevaría un descrédito importante”.

Resaltó que al haber convencido al efectivo de retirarse en buenos términos se evitó que a este se le tuviera que liquidar por parte del municipio, por lo cual las finanzas de la alcaldía no resultaron vulneradas.

Los hechos quedaron evidenciados a través de la red social Facebook cuando el usuario subió la foto donde se muestra que el policía recibe como pago la cantidad de 300 pesos a cambio de no infraccionar a un automovilista por una falta administrativa, pasarse un alto.

El afectado explica a través de la plataforma digital que, no es que se “volara” el alto sólo “porque sí” sino que había mucho tráfico y quedó atravesado cuando cambió el semáforo después de ellos pasó otro vehículo y no se hizo nada al respecto.

Destacó que los hechos ocurrieron en el semáforo del puente Zaragoza con dirección al centro y que el oficial todavía tuvo la calma para subirse a su unidad y le advirtió que si no quería visitar la delegación le tendría que dar 300 pesos a él.