Inicia 2017 con varios retos para el tricolor

PRI. Una de las primeras labores es la obligada renovación de comités municipales y estructura partidista, designar cargos acéfalos en el Comité Directivo Estatal, hasta la problemática financiera que sufrirán por la cantidad de multas que pagarán

 

RECUENTO DE LOS DAÑOS

 

Rosa Gabriela Porter

p9-priVislumbran desafíos importantes para el Revolucionario Institucional (PRI) en Hidalgo durante 2017, desde la obligada renovación de comités municipales y estructura partidista, designar cargos acéfalos en el Comité Directivo Estatal (CDE), hasta la problemática financiera que sufrirán por la cantidad de multas que pagarán.

Sin duda, el año que acaba no fue el más próspero para la cúpula “tricolor” pues además de que padeció una derrota histórica en procesos electorales de ayuntamientos y diputados locales fue severamente señalada por el Instituto Nacional Electoral (INE), en cuanto omisiones en gastos e ingresos de campaña.

Por primera vez, Hidalgo celebró un contienda concurrente, los cargos de gobernador, integrantes de presidencias municipales y 30 legisladores fueron electos en una jornada; de igual forma para todos los partidos representó un reto importante, pues había nuevas “reglas del juego”, tras la reforma política de 2014.

Cabe recordar algunas disposiciones innovadoras de aquella contienda: candidaturas independientes, fiscalización de precampañas y campañas en tiempo real, cumplir con paridad de género en la postulación de candidatos, entre otras.

En el recuento de los daños, luego del proceso del 5 de junio, aunque el abanderado del PRI a la gubernatura, Omar Fayad Meneses, obtuvo la mayoría de votos, el partido apenas ganó 16 alcaldías de 84 en disputa y perdió la mayoría de representantes en el Congreso local.

Sumado a ello, el órgano fiscalizador del INE imputó sanciones por 959 mil 15 pesos por irregularidades en la etapa de precampaña, por ejemplo, no reportar agendas de candidatos, comprobantes de pagos en cuanto adquisición de servicios y otros errores.

En cuanto a la campaña, el castigo fue de 10 millones 665 mil 577.84 pesos, incluso a escala nacional, el CDE del PRI registró la multa más onerosa, comparada con sus similares en las entidades que también tuvieron elecciones en 2016.

También, respecto al dinero de campaña que el INE ordenó su devolución, debido a que los partidos no ejercieron esas cantidades, 14 millones 96 mil 863.19 pesos, la agrupación política en Hidalgo que más recursos reintegró al Instituto Estatal Electoral (IEEH).

MENOS DINERO PARA 2017. Aparte de que el CDE tendrá que buscar mecanismos de ahorro para subsanar las multas, para el ejercicio fiscal 2017 reducirán su financiamiento para actividades ordinarias, de 12.7 pasó a 9.9 millones de pesos, debido a que la votación que el PRI obtuvo en la contienda de diputados locales no fue suficiente para mantener el porcentaje del año anterior.

DE CARA A LA RENOVACIÓN. La renovación de presidentes y secretarios generales en 55 Comités Directivos Municipales, 129 secciones en Pachuca, integrantes de Consejos Municipales, así como el Consejo Político Estatal, son procesos internos pendientes en el año que termina, según el actual dirigente, Alberto Meléndez Apodaca, diferentes circunstancias provocaron el atraso.

Por ejemplo, celebración de contiendas electorales, como la ordinaria de junio y la extraordinaria de Omitlán de Juárez, además del cambio de presidente en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Pese a que dijo que antes de concluir 2016 llevarían a cabo las renovaciones intrapartidistas, prácticamente no pudieron concretarlas: esperarán a 2017 para retomar el asunto.

CDE PRIISTA INCOMPLETO. Actualmente, las Secretarías de Acción y Gestión Social, Jurídico y de Transparencia, Acción Electoral, Finanzas y Administración, Contralorías, así como otras coordinaciones en el Comité Directivo Estatal  permanecen sin nombramientos formales.

Estos cargos deben avalarse por el Consejo Político Estatal, así como la Comisión Política Permanente “tricolor”.

Estos exfuncionarios partidistas ahora forman parte del gabinete del mandatario hidalguense, Omar Fayad, a excepción de la oficina encargada de finanzas, en donde sustituyeron a Tomás Ferrera a principios de 2016, Oscar Labra asumió y dejó el puesto en agosto a Karla Iliana Ortiz Prado.

Luego en septiembre, José Luis Lomelí, llegó a la Secretaría de Finanzas, pero hace unas semanas fue designado Subsecretario de Gobierno del Poder Ejecutivo, y el pasado 23 de noviembre arribó Paulino Salazar.

 

PARA EL CEN, NO PINTA HIDALGO. Para agregar otro factor negativo, desde que el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza, rindió protesta, no ha sostenido encuentros multitudinarios con la militancia ni acudió a eventos de campaña de la elección extraordinaria, celebrada en Omitlán de Juárez.

En la estrategia denominada “32 en 100”, mediante la cual el extitular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) buscó contacto directo con el priismo de las 32 entidades del país en 100 días, dejaron a Hidalgo fuera de las plazas que visitó el actual presidente.

El presidente nacional solamente asistió a la toma de protesta de Omar Fayad Meneses como gobernador de la entidad, el pasado 5 de septiembre, luego sostuvo una reunión privada con el dirigente estatal, Alberto Meléndez Apodaca y la secretaria general, Emilse Miranda Munive.