Fundamental revisar código porque abriga varias lagunas

OPINA MAGISTRADO

Rosa Gabriela Porter

p8-electoralUrgen reformas al Código Electoral de Hidalgo, pues existen muchas lagunas en la parte procesal y en otros temas relativos al financiamiento, paridad de género en postulación de candidatos y designación de espacios plurinominales, opinó el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Estado (TEEH), Manuel Cruz Martínez.

Luego de que concluyó el proceso comicial en Hidalgo, actores políticos coincidieron en la importancia de que los diputados locales revisen la legislación para derogar o modificar artículos, con ello evitar disposiciones inconstitucionales que atentan contra los derechos políticoelectorales e incluir aspectos de las etapas jurídicas.

Además, recientemente, los integrantes del Consejo General del Instituto Estatal Electoral (IEEH), así como partidos políticos exhortaron al Congreso hidalguense a contemplar sanciones contra la violencia política por razón de género.

Cuestionado al respecto, el juez hidalguense consideró que es necesario que los legisladores afinen el Código Electoral.

“Creo que el diputado debería meterse un poco más en el tema, en 20 años Hidalgo fue punta de lanza en materia electoral, hoy estamos muy retrasados en cuanto hace muchas suposiciones”.

Cabe mencionar que recientemente el Senado de la República aprobó reformas constitucionales para otorgar independencia y autonomía presupuestal a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) y autoridades jurisdiccionales, con ello tendrán la capacidad de decidir sobre el dinero que ejercerán para sus actividades.

Además de esta armonización, que debe incluirse en el Código Electoral local, hay otras permutas a considerar, como las fases jurídicas para asignar espacios plurinominales en el Congreso, siempre y cuando prioricen al género femenino.

De igual forma, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) declaró como inconstitucional el artículo 129 del código, respecto a la distribución de regidores y síndicos en presidencias municipales, que descarta a las planillas encabezadas por aspirantes independientes.