Permiten libre tránsito por Arco Norte y otras casetas

-Tomaron manifestantes hidalguenses estos puntos alrededor de entidad

-Tula y Tulancingo se vieron afectados por bloqueos y cierres carreteros

SIN CONTROL

Ángel Hernández/Ángel Pacheco

 

p8-casetasPor segundo día consecutivo manifestantes de Tula de Allende, que protestan contra el “gasolinazo”, exentaron de peaje de cobro la caseta de la autopista Arco Norte número 1 correspondiente a Tula, ubicada a la altura de la comunidad de Teocalco.

La movilización de ciudadanos de Tula, así como población proveniente de otros municipios aledaños, llevó su inconformidad por vía pacífica, pero a la llegada de personas de Tezontepec de Aldama comenzaron algunos disturbios.

Incluso al medio día de ayer gente proveniente de este último municipio secuestró una pipa que viajaba por el Arco Norte y obligaron al conductor de la unidad a internarse en un camino de terracería con rumbo al cerro de El Xicuco, pero que conduce a las comunidades de Carrasco y Huitel, con el supuesto fin de ordeñarle el combustible.

Detrás de la unidad de Pemex se desbandaron en fila más de 80 automotores, entre vehículos y motocicletas a fin de ser beneficiados por la repartición.

Los activistas y ciudadanos que exentaron de peaje la caseta 1 en Tula desde el pasado martes dijeron estar inconformes con el “gasolinazo” y dispuestos a continuar con protestas hasta lograr la cancelación de aumentos en los costos de combustibles y hasta la derogación de la Reforma Energética.

Desde temprana hora del pasado martes y ayer las casetas permanecieron libres de pago pues los manifestantes consideraron que, aunque es una autopista concesionada, al liberarla de cobro afectan al sistema neoliberal que tiene sumido al país en la miseria.

A las protestas de Tula se sumaron las ocurridas en municipios como Tepeji del Río, donde también fueron pacíficos, de hecho los propios líderes de aquellos movimientos frenaron a sus seguidores cuando trataron de incitar a la violencia al considerar que si se cae en saqueos y vandalismos la lucha social perdería legitimidad y sentido.

 

TULANCINGO. Manifestantes bloquearon la carretera federal México-Tuxpan, en el entronque Pitula, y abrieron la caseta de peaje de San Alejo, miembros de la Unión de Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y personas ligadas al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), respectivamente, en ambos casos como protesta ante el aumento a gasolinas.

Alrededor de las 9:00 horas del pasado miércoles cerraron la vía federal y a pesar de que en su momento Martha Beytia, lideresa de la UNTA en Tulancingo señaló que la obstrucción duraría unos minutos, la afectación se prolongó hasta la tarde-noche.

Dicha manifestación, acompañada de consignas contra el gobierno federal, provocó largas filas de automóviles y camiones de carga sobre la carretera federal y la autopista de cuota.

Pese a la presencia de elementos de Policía Federal los miembros de la UNTA bloquearon totalmente la vialidad, lo que complicó el transporte en la zona, incluso una mujer de 23 años, embarazada, que debía acudir a un hospital en Pachuca tuvo que ser ingresada al Hospital General de Tulancingo.

Sobre la misma carretera federal, a la altura de la comunidad de San Alejo, donde se ubica la caseta de peaje, fue intervenida por personal ligado al SME, quienes retiraron las plumas para permitir el libre tránsito.

Los manifestantes invitaron a los automovilistas a unirse a la protesta permitiéndoles pintar la parte posterior de sus automóviles con consignas en contra del gobierno y el aumento.

Cabe decir que ante las manifestaciones en diversos puntos del estado algunas tiendas departamentales de la zona de Tulancingo decidieron cerrar sus puertas, algunas otras sólo esperaban el momento de cerrar inmuebles ante la amenaza de algún saqueo.

Alrededor de las 7:30 PM los manifestantes del entronque Pitula decidieron retirarse del bloqueo y la circulación fue restablecida, sin decir en qué momento retomarían los cierres viales.