Escenario no merma la venta de juguetes

COMERCIANTES

 p4-ventasPese a la psicosis colectiva generada la tarde-noche del pasado jueves en la región Tula por los embates de grupos subversivos que aprovecharon las protestas por el “gasolinazo” para cometer actos vandálicos en los municipios del sur de Hidalgo, comerciantes que participaron en las ferias del juguete de Tula y Atotonilco reportaron buenas ventas.

En ambas demarcaciones, aunque los comerciantes se hallaban temerosos por los acontecimientos suscitados desde el pasado lunes en varios puntos de la entidad como Ixmiquilpan, Tezontepec de Aldama, Tlahuelilpan y Tula, en entrevistas separadas los vendedores dijeron que acabaron con sus mercancías en márgenes del 70 y 80 por ciento.

Aun así, los vendedores se organizaron desde la tarde del pasado jueves para que en caso de que llegaran grupos de incursionistas a querer causar destrozos o hurtos a las mercancías que se ofertaban, repeler las agresiones con piedras, palos e incluso machetes.

Pese a ello, celebraron que no hubiese pasado a mayores y que la gente no se haya dejado intimidar por los acontecimientos violentos, porque ello les permitió tener buenas ventas y generar ganancias más allá de recuperar sus inversiones.

Consultados al respecto, pormenorizaron que, una estrategia para aminorar el temor generado en horas previas a la venta de Reyes, fue difundir a través de las redes sociales que todo se encontraba bien y que prevalecía la paz social en las calles, “sólo así pudimos animar a los padres de familia a acudir a comprar sus juguetes”.

Reconocieron que, aunque sí hubo concurrencia, la gente acudió a comprar lo más temprano que pudo porque aún prevalecía en ellos cierto temor y nerviosismo, consideraron que se sentía un ambiente “muy pesado en las calles”.

Finalmente reiteraron que sí hubo ganancias y que ellas pueden considerarse excelentes de acuerdo a cómo pintaba el panorama. (Ángel Hernández)