La Esquina

Desde diversas expresiones la tónica persiste: manifestar la inconformidad, en este caso por el incremento del 20 por ciento a las gasolinas, pero sin que ello derive en acciones que impacten negativamente en otros. Ahora incluso es notorio que son los mismos habitantes quienes la hacen de “embajadores de paz” para así evitar que cualquiera atente contra el patrimonio o fuente de trabajo de alguien más. Un ejemplo de civilidad.