Tienen infantes sus primeros aprendizajes desde la prisión

-Refiere la CNDH que Hidalgo suma 22 niños a escenario nacional

-Entidad cuenta con una población total de 293 mujeres en reclusión

REALIDADES

Jocelyn Andrade

p3-comisionUbicó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a Hidalgo entre las entidades con mayor cantidad de menores que viven con sus madres en los centros de reclusión.

De acuerdo con el reporte de la Comisión, existen 618 niños que viven en los reclusorios en toda la república, de los cuales 22 pertenecen a Hidalgo.

La entidad cuenta con una población total de 293 mujeres en espacios de este tipo, a pesar de que su capacidad es de 174 espacios femeninos: 20 de ellas tienen hijos.

Por encima de Hidalgo aparecen: Ciudad de México, reporta 102 menores; Nuevo León, 74; Guerrero, 53; Estado de México, 49; Tamaulipas, 48; Veracruz, 47 y Chiapas con 23 casos.

En México la edad de los niños que viven con sus madres internas oscila entre los 0 y 6 años de edad; pero a partir de la publicación de la Ley Nacional de Ejecución Penal del año 2016, la edad se modificó hasta los 3 años, para el caso de que hayan nacido durante el internamiento de sus madres.

Dicha población de menores aumentó de manera progresiva, de tal forma que casi se duplicó en cuatro años, ya que en 2013 se contabilizaban 396 menores y para 2016 ascendió a 618 casos.

La CNDH reiteró a los tres niveles de gobierno, su preocupación sobre la ausencia de políticas públicas que hagan efectivas las disposiciones jurídicas para que se atiendan a los hijos de mujeres en centros de reclusión y privilegien la prestación de los servicios encaminados a la satisfacción de las necesidades de la niñez.

 

Esto al considerar que en muchos centros desatienden principalmente los rubros de salud, alimentación, educación, estancia digna y esparcimiento.

Tan solo dentro de los centros con deficiencias en los servicios de educación inicial y preescolar se ubica a los Centros de Reinserción Social (Cereso) de Pachuca, Tula de Allende y Tulancingo.