Austeridad

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirrePresentó el gobierno de Hidalgo una serie de medidas para ajustar el gasto corriente, principalmente, respondiendo así a la creciente demanda social, nacida de los incrementos a los precios de las gasolinas.

Las medidas que el gobernador Omar Fayad presentó ayer no sólo tienen como meta abonar a un sistema de trabajo, ya de por sí austero. Van en dirección al sentimiento popular de animadversión contra los gobiernos estales, señalados históricamente como corruptos y faltos de sensibilidad.

Y es que todos los mexicanos se preguntan por qué una vez más el gobierno federal nos pide hacer sacrificios económicos pero mantiene los privilegios a funcionarios, senadores, magistrados y diputados federales. Ya para nadie son suficiente argumento anuncios como la reducción salarial a funcionarios, menos cuando todos sabemos que hay privilegios como compensaciones, apoyos para pago de telefonía, transporte, seguridad, comida, salud y un larguísimo etcétera.

Lo más destacado del anuncio que ayer hizo el gobernador hidalguense no es la reducción a los privilegios de los funcionarios públicos, lo más importante es que da una muestra clara de que entiende exactamente dónde “nos duele” a los contribuyentes y aplica medidas para resarcir en algo el golpeado bolsillo de los hidalguenses.

Las medidas a poner en práctica dan muestra de sensibilidad, de cercanía, de conocimiento de lo que realmente está pasando en la calle, en los hogares, el pequeño comercio, el campo. Fayad Meneses confirma uno de sus principales argumentos de campaña: su preocupación por los sectores más desprotegidos de la entidad.

Desde el arranque de la actual administración fue anunciada una reingeniería a toda la estructura pública, el motivo era precisamente, hacer eficiente el trabajo, generar ahorros evitando duplicidades. Es decir, originalmente ya estaba el proyecto de cuidar al máximo los recursos públicos. Los ahorros son necesarios, pero no significa que el ritmo de trabajo disminuya, el mandatario estatal lo destacó.

Hay que agregar que una vez que la reestructuración del gobierno termine habrá menos gastos innecesarios, ya que desde el proceso de entrega-recepción fueron bien identificados puntos de conflicto, los cuales se fueron cerrando poco a poco.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio