Demanda sociedad renuncia de Charrez para Ixmiquilpan

 

-Acusaron al alcalde de requerir fuerza pública para aplacar durante bloqueo

-Con ello provocó la muerte de dos personas el pasado 5 de enero de 2017

SIGUEN LOS PROBLEMAS

 

Hugo Cardón

p4-pascualExigieron manifestantes de Ixmiquilpan la renuncia del alcalde Pascual Charrez Pedraza, al aseverar que fue quien pidió la intervención de la fuerza pública para desbloquear la carretera México-Laredo, que permanecía cerrada a la altura de El Fitzhi.
Esta semana, a través de redes sociales, fue anunciada una cabalgata de San Andrés Daboxtha, El Cardonal, en contra del “gasolinazo”, la cual acabó en manifestación frente a la alcaldía de Ixmiquilpan, donde fueron colocadas mantas gigantes demandando la renuncia del edil.
Alrededor de 200 manifestantes, incluyendo a los de la cabalgata, arribaron al ayuntamiento de Ixmiquilpan a las 10 de mañana y exigieron ser atendidos directamente por el alcalde para pedirle una explicación de por qué pidió la intervención de fuerza pública el pasado 5 de enero, hecho que costó la vida de dos personas.

Con palabras altisonantes despotricaron contra el gobierno municipal y sus funcionarios, a quienes acusaron de no velar por los intereses del pueblo, asimismo atizaron el descontento social que prevalece actualmente en la demarcación.
Al no encontrase el alcalde, una comisión de funcionarios encabezados por el director de Gobierno Municipal, José Charrez Pedraza, los atendió; sin embargo, los manifestantes no aceptaron el diálogo si no era directamente con el presidente municipal. Los manifestantes aconsejaron que quienes salieron para atenderlos se quedaran en el lugar hasta que concluyera su protesta.

Durante sus discursos aclararon que este movimiento era pacífico y no motivado por institutos políticos, aunque algunos vecinos pusieron en tela de juicio dichas aseveraciones ante la notoria presencia de actores ligados a organizaciones o partidos políticos.
Los manifestantes se retiraron del lugar sin mayores incidencias que las consignas subidas de tono, asimismo exigieron que las mantas colocadas en la alcaldía no fueran retiradas, pues amenazaron con regresar al lugar para manifestarse nuevamente, además de tomar otras medidas.