GRILLERÍAS

BUSCADORES

GrilleríasPaula Hernández, Nuvia Mayorga y Jorge Rojo son los nombres que ya destacan de hidalguenses que podrían llegar al Senado de la República como candidatos del PRI y en ese orden; sin embargo, desde ahora ya se mueven con todo y de forma más que declarada los actuales diputados federales Fernando Moctezuma y Pedro Luis Noble. Los grillitos manifestaron que la lucha está tan encarnada por esos espacios que ya pueden verse incluso los “fuegos amigos”, debido a que algunos sienten que la tendrán muy fácil y otros que pueden perderla. Sólo hay que esperar unos cuantos meses.

REUNIÓN

Informaron los grillitos que hubo un cónclave político en un establecimiento del bulevar San Javier, en Pachuca, donde una de las figuras que relució fue la del dirigente estatal del PRI, Alberto Meléndez, y aunque aún no se conocen bien a bien los pormenores del encuentro, lo cierto es que fulguraron sobre dicha arteria las camionetas llenas de guaruras.

ARRIBO

Un diario de la Ciudad de México, con notable presencia digital y de corte político, anunció que instalará próximamente oficinas en Hidalgo; finalmente encontraron inversionistas por lo que es muy seguro que en breve comience su circulación con información local para sumarse a la decena de medios escritos que ya coexisten en la entidad.

 

CALAMBRES

 

Una vez más los integrantes del Congreso local demostraron su falta de oficio político al verse amenazados por la presencia de un grupo de manifestantes que pretendía ingresar a la mal llamada Casa del Pueblo, pues ahora según parece es de unos cuantos que olvidaron su labor como “representantes populares”. Del mismo modo impidieron el paso a los medios de comunicación y efectuaron una rápida sesión para, según ellos, evitar que las “masas” los retengan a los pobrecitos. De pena el actuar de nuestras y nuestros legisladores en Hidalgo.

 

INCÓGNITAS

 

Donde también hay problemas serios de comunicación, valga la redundancia, es en el área de Comunicación Social del Sistema DIFH, pues son constantes los errores (horrores) ortográficos, de fechas o diseños, amén de que sus “boletines de prensa” quedan mucho a deber en cuanto a información, paradójicamente; tal vez la consigna sea escribir muy poquito para “no meter la pata”.