GRILLERÍAS

GrilleríasTRANQUILIDAD

 

Algo pasa con la alcaldía de Pachuca en materia de agua potable, pues tal parece que los esfuerzos de la Caasim por atender en tiempo y forma todas las quejas relativas a fugas y desperfectos en las redes, lo cual en ocasiones deja otro tipo de rupturas en banquetas, alcantarillas o en los propios arroyos vehiculares de la capital hidalguense tras arreglar dichas averías, no son tomados en cuenta por el ayuntamiento pese a que le competen. Es más que notorio que la presidencia municipal no tiene el mínimo interés en cumplir con su parte para saldar estas rehabilitaciones, lo preocupante es el silencio que guarda Yoli Tellería ante diversos temas sociales.

DESMEDIDOS

Donde de plano no se midieron con las muestras de “cariño” fue en conocido salón de fiestas de Pachuca, donde el dueño de la UAEH, Gerardo Sosa, festejó el nombramiento de su hermano Damián como nuevo dirigente estatal del Movimiento Ciudadano; camionadas con alumnos de diversas regiones acudieron y hasta les tomaron el correspondiente pase de lista, al lado de catedráticos, algunos exrectores, líderes de otros partidos de “izquierda”, así como uno que otro representante popular que respondió a la convocatoria.

ABUSADILLOS

Manifestaron los grillitos que quienes pretenden colgarse medallitas con resultados positivos son los integrantes de la Sección XV del SNTE, pues andan presumiendo logros que no les competen, como el hecho de que gracias a las gestiones de la titular de la SEPH, Sayonara Vargas, pudieron saldarse varios adeudos que se mantenían con los docentes; ¿qué responderá su postergado dirigente?

PASEOS

Advirtieron los grillitos que un montón de secretarios y personal del gobierno estatal decidió adelantarse desde el pasado jueves a la región de Huejutla, donde estaba prevista la visita del presidente Enrique Peña y que al final le canceló a Hidalgo debido a los contextos internacionales que atraviesa, para según ellos dejar todo más que listo para los actos que encabezaría junto con el gobernador. Ojalá que la vuelta por lo menos les haya servido para echarle un ojo a sus oficinas en aquella zona.