Naranjas dulces…

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreLa semana pasada Gerardo Sosa Castelán hizo otro movimiento estratégico en el escenario político que controla dentro del Partido Movimiento Ciudadano e impuso a su hermano, Damián, como dirigente del organismo “naranja”. Fiel a su estilo, el exrector universitario promovió un evento político lleno de seguidores, personalidades como Dante Delgado o el exsenador priista-perredista José Guadarrama para darle posesión a su consanguíneo quien así deja las filas del panismo.

Ni sombra de pudor existió en el movimiento que al interior de Movimiento Ciudadano se ejecutó para expulsar a Christian Pulido (siempre reciclable) y tomar de lleno las riendas del organismo político.

Pero la salida de Damián Sosa de Acción Nacional no significa que su hermano ya no tenga nexos con los “blanquiazules”, principalmente en la zona de Tulancingo, Acaxochitlán, Santiago Tulantepec y Pachuca. Es más, si en este momento le preguntáramos a Gerardo Sosa a qué partido pertenece, estoy seguro que respondería que es priista.

Y es que si alguna característica política tiene el líder universitario es saber identificar el momento exacto para replegarse y dejar que sean «otros» los que se confronten en la lucha por candidaturas y espacios de poder. Tan bien sabe medir los tiempos que actualmente Gerardo Sosa es el único integrante de la vieja nomenclatura priista vigente en la política local.

Además, tiene estructuras claramente identificadas en Acción Nacional y ahora Movimiento Ciudadano. Sosa, supo pactar con Francisco Olvera en la administración anterior y llegada la campaña electoral del 2016 «flotó» evitando, nuevamente, roces innecesarios con las corrientes priistas. Pero 2018 cada vez está más cerca, además de elegir presidente, habrá renovación de senadores, diputados federales y locales; Gerardo Sosa ya tiene un amplio bloque en todos esos frentes y ante la complicada situación del priismo, serían un aliado determinante para cualquiera que busque verdaderas posibilidades de victoria.

Aquí surge otra de las características históricas de Gerardo Sosa, nunca se cierra a conformar alianzas, las construye, pero siempre son temporales. Cada vez que formó unidad con algún candidato o partido lo hizo sólo durante el proceso en cuestión y después se fue por su propio camino. Así se maneja y así se mantiene fortalecido dentro de su núcleo que es la Universidad.

Twitter: @bamtorre

@vocales_radio