Guerra policíaca

Leonardo Herrera

Leonardo Herrera La amenaza de un supuesto paro de policías estatales inconformes con el retraso de pago de viáticos y aumentos hizo que el Coordinador de Seguridad Estatal, Uriel Moreno Castro enfrentara de lleno lo que se considera una campaña sucia orquestada desde Orizaba, Veracruz por su antecesor Roberto Cordero Mercado.

El jefe policíaco habló con los elementos en plena Plaza Juárez, para exigirles acabar con las grillas internas, chismes y confrontaciones que han generado ruido en la operatividad de la corporación más importante de seguridad en el estado.

Fue claro en señalar que las prestaciones laborales retrasadas no eran eliminadas y tampoco serán retiradas y todo obedecía  a los retrasos administrativos de inicio de año, pero todo regresaría a la normalidad.

Escuchó los planteamientos de los integrantes de la SSPYTE, algunos se centraban en las jornadas de trabajo que tuvieron durante el inicio del año, por las protestas y eventos propios de la temporada y que los había alejado incluso de sus días de descanso.

Pero el tema central, no eran las prestaciones o jornadas laborales, lo que en realidad quería dejar claro Uriel Moreno, era que no permitiría más intentos y amenazas de movilizaciones, orquestadas por Roberto Cordero que desde su salida de la Coordinación Estatal comenzó una campaña a través de redes sociales, mensajes, panfletos e incluso a través de filtraciones con reporteros de la fuente policíaca de dos diarios locales.

Roberto Cordero aún no supera el haber salido de una corporación a la perteneció más de una década, señalado de irregularidades, actos de corrupción y tratar de encubrir a su hijo que cobraba en la Secretaria de Seguridad cuando atropello aún menor de edad en un bulevar de la capital y porque se inició una carpeta de investigación y fue inhabilitado como servidor público.

Resentido el ahora mando medio en la policía estatal de Orizaba, tiene dos meses de estar operando para tratar de desestabilizar a la corporación policiaca sin conseguirlo hasta ahora, porque si bien los policías no gozan de las mejores prestaciones laborales y salariales, saben que lo que busca Roberto Cordero es vengarse de quienes solo mostraron la otra cara de una carrera policial que se manchó en los últimos años producto de sus propios excesos.

 

De mi tintero… Uno de los ex presidentes municipales que podría enfrentar un proceso por peculado y desvío de recursos, es el de Alfajayucan a quienes constructores le reclaman el pago de varios millones de pesos por obras que ya terminaron…El procedimiento ya está en marcha y Oscar Ángeles deberá tener mayores argumentos que los hasta ahora exhibidos de haber utilizado el dinero para pagar nominales y aguinaldos…habrá que seguir de cerca la elección en el Estado de México pues al menos una decena de operadores hidalguenses estará sumado para tratar de mejorar el escenario que hasta ahora tiene el Partido Revolucionario Institucional.