Organizan gasto para esta entidad

 

 – Destinarán los recursos federales 2017 a equipamiento, capacitación y profesionalización: Juan de Dios Pontigo L.

 SEGURIDAD PÚBLICA

 

Alberto Quintana

p10-secretariadoBajo el argumento de que “Hidalgo realiza una planificación inteligente de cada peso de los recursos federales del ejercicio fiscal 2017, asignados al equipamiento, capacitación y profesionalización en materia de seguridad pública”, el secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública en la entidad, Juan de Dios Pontigo Loyola, agregó que esto es posible mediante un asesoramiento personalizado a través de conversatorios a los nueve municipios favorecidos en el subsidio del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad Pública (Fortaseg) e instituciones beneficiarias del Fondo de Aportaciones de Seguridad Pública (FASP).

“Se cumple la instrucción del gobernador Omar Fayad para aprovechar de manera efectiva dichos recursos”.

Pontigo Loyola explicó que durante tres días representantes de los nueve municipios favorecidos con el subsidio Fortaseg con más de 117 millones de pesos, suma federal y estatal: Huejutla, Ixmiquilpan, Mineral de la Reforma, Pachuca, Tepeapulco, Tepeji del Río, Tizayuca, Tula de Allende y Tulancingo, personal a su cargo y de la Secretaría de Finanzas estatal revisaron los respectivos proyectos a fin de que estos cuenten con las especificaciones correctas.

Respecto al FASP, del cual a Hidalgo se le asignó un recurso de más de 238 millones de pesos, suma federal y estatal está que “las instituciones beneficiarias: Secretaría de Seguridad Pública, Procuraduría General de Justicia, Tribunal Superior de Justicia, Centro de Justicia para Mujeres, el Órgano Consolidador del Nuevos Sistema de Justicia Penal, así como el mismo Secretariado, conciliaron sus proyectos conforme al que anunciará el gobernador a fin de evitar duplicidad de acciones, metas incumplidas y subejercicios”.

Esto, ahondó, cumple la instrucción del gobernador Omar Fayad de planificar un gasto inteligente de los recursos federales destinados a mejorar el desempeño en materia de seguridad pública y evitar que se realice una reprogramación o quede un saldo negativo por el cual el estado posteriormente sea observado.