Se enfilan

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirrePara muchos especialistas en el tema político preparar escenarios en dirección a las elecciones de 2018 es prematuro. Para otros es momento de arrancar con esta tarea, dada la nueva condición estatal donde nuevas corrientes al interior de los partidos políticos son las que destacan y desplazan a los tradicionales grupos en el poder. El ejemplo más comentado es el del PRI hidalguense, donde es claro que hay una renovación a fondo; ya las cuotas, los recomendados, los compadres y ahijados, así como las tradicionales prácticas de complicidad van quedando en desuso. La falta de liquidez tiene secos sus vasos comunicantes, además pesa sobre sus integrantes la terrible certeza de que los próximos representantes, de todos los niveles, serán designados desde la gubernatura hidalguense en concilio con el Palacio de Cobián.

En la entrega anterior de las Vocales hablamos de una lista extraoficial que marca a los tres priistas que serán nominados en la elección para renovar senadurías: Nuvia Mayorga, Jorge Rojo y Carolina Viggiano. Este rumor es el más aceptado hasta hora por la base “tricolor”, aunque todo puede suceder en el tiempo que aún nos separa de las nominaciones oficiales.

Donde no hay escenarios tan intrincados es en partidos jóvenes y menos conflictivos como Encuentro Social. Su nuevo cuño es la divisa que mejor acepta la ciudadanía que identifica a sus militantes como ciudadanos menos contaminados y con verdadera conciencia social. Sin caer en los excesos, Encuentro Social gana terreno entre las preferencias electorales, pero no están exentos de guerras intestinas; sólo la posibilidad de sustituir al PVEM como principal aliado del PRI en futuras elecciones es una tentación que por jugosa es muy peligrosa para la militancia. Un hidalguense, Alejandro González Murillo, desacata como dirigente de la bancada del PES en la Cámara de Diputados.

Las iniciativas que impulsa se apegan al reclamo verdadero de la sociedad mexicana que está harta de los abusos de sus representantes. Eliminar el financiamiento a los partidos políticos; por ejemplo, y retirar el fuero a los servidores públicos, son dos propuestas que generan inquietud en San Lázaro porque simple y llanamente de prosperar y ser aprobadas, dejarían al país en una nueva condición política al terminar de tajo con la llamada partidocracia. Los diputados federales, locales, alcaldes y regidores del PES en Hidalgo y en el país aún son minoría, Alejandro González Murillo seguramente será nominado al senado por la primera minoría; es decir, sin hacer campaña. De ser así la batería de senadores hidalguenses podría renovarse no sólo con sangre joven sino con verdaderos luchadores sociales que busquen legislar en favor de la ciudadanía. Pero aún faltan varios meses para conocer si todas estas posibilidades se cumplen.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio