Interesa más recurso de la Ley de Voluntad Anticipada

-Desde su aprobación en 2011 van al menos seis casos registrados

-Modificación reciente incluye tema de muerte cerebral en pacientes

CONCIENCIA SOCIAL

Jocelyn Andrade

P9 eutanasiaAl menos seis personas en Hidalgo han hecho uso de la Ley de Voluntad Anticipada, desde que se puso en marcha en el estado, en 2011.

Durante el sexenio de Miguel Ángel Osorio fue aprobada esta ley, la cual tuvo una reforma el año pasado; en estos seis años se han atendido únicamente seis casos de pacientes con enfermedades terminales.

La Ley de Voluntad Asistida otorga la posibilidad de que mediante notaría los pacientes que sufren alguna enfermedad terminal o bien accidente puedan dejar por escrito la voluntad de no someterse a cuidados médicos que alarguen la vida de manera artificial.

Para acogerse a esta ley las personas deben recurrir ante notario público y ante la Secretaría de Salud, donde se les entrega un formato de voluntad anticipada, con el cual cualquier persona con capacidad de ejercicio, en uso de sus facultades mentales, manifieste de manera libre aceptar medidas terapéuticas, cuidados paliativos pero rechazar la obstinación terapéutica.

Esto último se refiere a las acciones que llevan acabo los familiares de una persona con un padecimiento irremediable, en su intención de alargar la vida y aún a sabiendas de que no hay ninguna posibilidad de cura, se aplican estas medidas que son ineficaces.

La última reforma que se realizó el año pasado fue porque esta ley sólo señalaba alguna enfermedad terminal; sin embargo, en los casos donde había algún accidente y por alguna circunstancia daño cerebral no se tomaba en cuenta. Con esta adhesión cualquier persona puede firmar la Ley de Voluntad Anticipada.