Alto a las arbitrariedades en Cereso de Tula, piden  

 

-Meta es erradicar vicios presentes al interior del reclusorio para garantizar la salvaguarda e integridad de quienes permanecen en este espacio

RUPTURAS

 

Ángel Hernández

p11-ceresoSolicitaron familiares de internos del Centro de Reinserción Social (Cereso), de Tula al nuevo director, Luis Ramón Hernández Sabas, frenar las anomalías y vicios presentes al interior del reclusorio para garantizar la salvaguarda e integridad de sus consanguíneos.

La petición se da luego de que, durante los últimos meses en los que el exdirector del centro penitenciario, Liborio Monter Fuentes, se vivieran una serie de disturbios al interior del Cereso, los cuales incluso costaron la vida a dos personas.

Así, los familiares de los internos esperan que se puedan hacer algunas mejoras a los procesos con que se maneja la prisión, entre las que pidieron se ponga especial atención a las constantes extorsiones de las que son víctimas “los más débiles y la gente de nuevo ingreso”.

Denunciaron que Liborio Monter sabía que algunos internos debían pagar a otros por protección y privilegios o de lo contrario los hostigaban hasta lograr que accedieran a las presiones económicas, y que, pese a ello, no se hacía nada para erradicar la práctica.

Además, pidieron mayores operativos de revisión a fin de retirar objetos prohibidos a los reclusos como puntas y sustancias tóxicas, ya que la posesión de ellos acrecenta las disputas en el interior del penal poniendo en riesgo la estancia de los internos.

Cabe destacar que en el último par de meses autoridades de seguridad estatales efectuaron una serie de operativos para retirar objetos prohibidos entre los que se detectaron algunas armas hechizas y psicotrópicos como mariguana.

Asimismo, es de hacer mención que durante el inicio de la administración del gobernador Omar Fayad Meneses se tuvieron al menos tres intentos de amotinamiento de parte de los presos, razón por la cual algunos fueron trasladados a otras cárceles de la entidad.