Impredecible

David Tenorio

 

FOTO DAVID TENORIO COLUMNALa percepción sobre los partidos políticos suele ser ambivalente. Se les considera inevitables y una carga para el erario público. Para muchos es evidente su descrédito, aunque la malquerencia no es exclusiva de los partidos y abarca también a la clase política. El rechazo es una mezcla indiscriminada de prejuicios y buenas razones.

Desde luego que también hay políticos queridos y reconocidos. Claro ejemplo de ello lo tenemos al sur de nuestro continente, el expresidente uruguayo Pepe Mujica se lleva las palmas y el cariño unánime de su pueblo. En nuestro país también los hay. Las encuestas más recientes confirman cómo el PRI cayó a la tercera posición en las preferencias ciudadanas rumbo a las elecciones de 2018, a pesar de que hace meses las encabezaba.

La “Encuesta Reforma, 13ª Evaluación al Presidente”, publicada el fin de semana, coloca al “tricolor” en el tercer lugar con el 17% de intención del voto, hace un par de meses contaba con el 22%. El PAN, al igual que el PRI, también ve disminuida su preferencia de voto al pasar de 27 a 24%. Pero Morena es quien encabeza con el 27% las preferencias, teniendo un aumento de 5 puntos, pasando del 22 al 27%.

“La Gran Encuesta Electoral. Las preferencias y los escenarios para 2018”, de Consulta Mitofsky, realizada para el periódico “El Economista”, confirma la caída en las preferencias del Revolucionario Institucional. En ambas encuestas se aprecia cómo los puntos que pierden el PRI y las demás fuerzas políticas pasan a Morena y a quienes no declaran preferencia.

En donde el PRI encabeza la lista es en cuanto al rechazo ciudadano, con el 51.5%, seguido del PVEM con el 33.2 y el PRD, con el 30.7%. Las causas son diversas, pero la pérdida de 5 puntos del PRI en tan sólo dos meses parece obedecer al impacto que tuvo el llamado “gasolinazo”.

Con tal escenario el PRI corre el riesgo de perder no solamente la Presidencia de México sino también la mayor parte de sus posiciones en el Congreso de la Unión y en las entidades donde en el 2018 habrá comicios concurrentes.

Hidalgo no puede ser ajeno a la vorágine política nacional pero el voto duro priista y el trabajo impecable y comprometido a favor del bienestar de la gente, realizado por el gobernador Omar Fayad, abre un escenario diferente. Los retos y desafíos que demanda la entidad no son para los conformistas sino para los que creen que se pueden cambiar las cosas haciéndolas de manera distinta, fortaleciendo la unidad, con trabajo duro y permanente.

Nuestro país necesita más mexicanos comprometidos, honestos y con valores que antepongan los intereses de la nación a sus largas carreras y ambiciones personales. La política es impredecible, las elecciones también.

 

 Twitter: @David_Tenorio