Destinan partidos en Hidalgo más de 1 millón para sueldos

 

-Gracias a transparencia revelaron a cuánto ascienden estos gastos locales

-Incluso en cúpulas donde no existe la figura del salario sí hay diversos pagos

CADA MES

 

Rosa Gabriela Porter

p4-partidosDerrochan partidos políticos más de 1 millón de pesos mensuales en salarios de dirigentes, secretarios, coordinadores, asesores y colaboradores en sus respectivos comités estatales; incluso Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y Revolucionario Institucional (PRI), cúpulas que supuestamente no destinan dinero para esos conceptos, pagan al personal que labora en oficinas.

Los presidentes estatales de Acción Nacional (PAN) y Nueva Alianza (Panal) ganan más de 20 mil pesos al mes, en contraste con los de Encuentro Social (PES), Morena, Verde Ecologista (PVEM) o Movimiento Ciudadano (MC), que no perciben sueldos.

Según datos proporcionados por unidades de transparencia de las nueve agrupaciones políticas en Hidalgo, PRI, PAN y Panal son los que más recursos erogan en pago de sueldos, el único partido que no destina financiamiento para este rubro es MC.

 

CON CUCHARA GRANDE. En el caso del “tricolor”, en el Comité Directivo Estatal colaboran 80 personas, su tabulador de sueldos exhibe que son seis niveles de encargos, el más alto gana 11 mil 400 pesos, mientras que el último rango es una remuneración de 2 mil 700 pesos.

Es decir, que en total gasta 284 mil 400 pesos en salarios por todos los integrantes que apoyan al PRI, desde presidente, secretario general y otras carteras.

Cabe mencionar que en 2015 la dirigencia priista, entonces liderada por Ricardo Crespo, confirmó que “integrantes del Comité Directivo Estatal son militantes colaboradores y no reciben percepciones”.

En el caso de la cúpula “albiazul”, en el comité estatal laboran 30 personas, presidente, secretario general, ocho secretarios de área, directores, auxiliares, jefes de oficina, entonces otorga poco más de 200 mil pesos al mes por cumplir con estas remuneraciones.

Respecto al Panal tienen 11 empleados por nómina mensual y nueve por vía quincenal, en total eroga 215 mil 126. 35 pesos, incluye el salario del líder partidista, Eliseo Molina, por 20 mil pesos.

Enseguida aparecen los Partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Encuentro Social (PES), ambos dilapidan hasta 123 mil pesos cada 30 días para pago de nóminas.

En el “sol azteca” trabajan 29 personas, incluye las 12 secretarías ejecutivas, el presidente, Ramón Flores, secretario general, además del personal administrativo, técnico, de seguridad e intendencia.

Del PES destaca que de los 15 simpatizantes contratados para actividades del Comité Directivo Estatal, únicamente el presidente, Daniel Andrade, no recibe sueldo, el resto obtiene un apoyo monetario.

PVEM cuenta con 11 personas que reciben una remuneración, la “cúpula del tucán” entrega 96 mil 181 pesos para pago de empleados.

Cabe mencionar que el secretario general, Carlos Conde, que ejerce las funciones de presidente del PVEM en Hidalgo tampoco cobra en el partido, “en razón de que se trata de un cargo honorífico”.

En cuanto al Partido del Trabajo (PT), informó que según sus estatutos, “los militantes, afiliados y simpatizantes participan en forma personal y voluntaria, por lo que no perciben sueldos”.

Es decir, no existe una relación laboral, empero, conceden varias formas de pago hacia colaboradores, auxiliares, contadores, capacitación, secretarias, aseo y limpieza.

Para estos últimos pagos el “partido de la estrella” considera un régimen de honorarios asimilados, por tanto destinan desde 28 mil pesos hasta 40 mil pesos mensuales.

Morena indicó que en su Comité Ejecutivo Estatal laboran dos personas, entonces solventa 15 mil pesos mensuales.

Finalmente, MC reveló que el 19 de agosto de 2016 efectuó un convenio de desistimiento de demandas del personal que laboraba en la Comisión Operativa Estatal, por lo que actualmente no existen personas contratadas en dicha dirigencia.

Asimismo, por estatutos, el “partido naranja” impide pago de salarios a militantes, simpatizantes o ciudadanos que laboren en comisiones estatales.