¡Adiós Nicanor!

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreHace seis meses inició la nueva administración sexenal y los ajustes siguen aplicándose poco a poco, algunos con más éxito que otros, pero es evidente el cambio de estrategia y la implementación de una nueva ideología en el servicio público.

Siempre hay aspectos perfectibles en todo proyecto y hay muchas áreas donde ya se adivinan cambios porque o no hay resultados o simplemente concluyeron ya las investigaciones sobre el estado que guardan las finanzas externas en particular.

Una de las más publicitadas, por las cantidades millonarias en cuestión, es el presunto desfalco a la SEPH. La investigación dentro de la Secretaría de Educación Pública en Hidalgo en torno a los malos manejos del exsubsecretario Pablo Pérez está abierta y no hay semana en que la rumorología no ofrezca nuevas evidencias.

Recientemente se comenta que Pérez de plano asegura ser inocente y no le importó seguir con el amparo que hace unos meses le tramitaron abogados de la Ciudad de México, un amparo que a “regañadientes” buscó.

La confianza de Pérez sobre su inocencia es tal que en un principio accedió a entrevistarse con sus exabogados sólo “como una asesoría” y en todo momento se le hacía caro el pago de los honorarios.

Ni la confianza de los litigantes respecto a lo sencillo que sería sacar libre a Pérez, en caso de ser detenido, lo convenció de seguir con su defensa. En términos de la investigación los abogados comentaban que había muchas posibilidades de ganar el caso, de entrada porque la denuncia estaba integrada sólo con dichos o declaraciones, lo que hace una débil base legal.

Según todo inició con la detención de uno de los incondicionales del subsecretario de Administración y Finanzas de la SEPH, al cual las autoridades le ofrecieron un trato en el que a cambio de salir bien librado tendría que explicar a detalle los movimientos irregulares de sus jefes.

Los litigantes de plano ya dejaron el caso porque, supuestamente, el exsubsecretario sigue segurísimo de que nada hay que temer, anda escondido por Guatemala.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio