La Esquina

Tal parece que los yerros cometidos al interior del IEEH no tienen freno y no hay quién detenga omisiones encabezadas por su presidenta, pues a sólo muy poco de cumplirse ya el plazo otorgado por ley para que atienda llamados relativos a la transparencia el organismo hace oídos sordos. Todo ello bien puede comprobarse al ingresar en su página web, donde hasta ahora no existe una actualización adecuada de datos y cifras con que debe responder.