Permanecen en reclusión 49 indígenas de origen hñahñu

-Cifra sólo refleja lo que acontece al interior del Cereso en Ixmiquilpan

-Detectó la CDHEH diversas anomalías, como sobrecupo en las celdas

SITUACIÓN ACTUAL

 

Hugo Cardón

p10-ceresoUn total de 49 internos de origen hñahñu permanecen recluidos en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Ixmiquilpan, esto de acuerdo con el último informe semestral que realizó sobre penitenciarías la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH).
De acuerdo con los números registrados por el organismo no gubernamental, en este centro penitenciario hay 152 internos, de los cuales 51 son de origen indígena, lo que representa el 33 por ciento del total de población que tiene.
De estas 51 personas 49 son de origen hñahñu, además de dos que perecen al grupo étnico náhuatl, cantidad que se mantuvo durante el último semestre y que podría variar debido a que algunos de ellos tienen procesos que aún se analizan en tribuales.
Este número disminuyó en comparación con el primer semestre del año pasado, ya que se tenía un total de 53 indígenas internos, de los cuales 51 eran de origen hñahñu y el resto náhuatl.

Cabe mencionar que el Cereso de Ixmiquilpan cuenta con una sobrepoblación del 181 por ciento, situación que no se corrige desde hace varios años, cuando se realizó esta observación por parte de la CDHEH.
La capacidad que tiene este centro penitenciario es para 54 personas; sin embargo, en este lugar cohabitan 152, lo que significa que casi triplica la cantidad que puede albergar, de ahí que no cuente con condiciones que se exigen para la readaptación de los internos.

Hace ya ocho años en Ixmiquilpan se planteó una iniciativa para cambiar este centro penitenciario, que se ubica al interior del Palacio Municipal, incluso se buscaron algunos predios donde podría construirse; sin embargo, nunca que se concretó este proyecto por la falta de recursos económicos.