Acusan vecinos de Tula a la alcaldía por supuesto ecocidio

-Demandaron que ayuntamiento dé la cara ante exagerada tala de árboles

-Respuesta fue que se debió a maleza y fauna nociva que había en lugar

ÚLTIMO PULMÓN

Ángel Hernández

p11-TALARLamentaron vecinos de la calle Colegio Militar la devastación de áreas verdes realizada recientemente en el caudal del río Rosas de Tula, donde para efectuar labores de desazolve del cuerpo de agua el gobierno municipal, a través de una empresa particular, taló más de 40 árboles situados en el lecho o en la ribera del afluente.

Para tratar de conocer las medidas de mitigación para reparar el daño ambiental se trató de contactar, aunque sin éxito, a la directora de Ecología Municipal, Blanca Vázquez Hernández.

Como una postura oficial se tiene conocimiento de que la alcaldía justificó que las labores se realizaron de esta manera por cuestiones de seguridad, ante maleza y fauna nociva que pudiera existir en el lugar.

El corte masivo de árboles fue catalogado como un “ecocidio” por los pobladores, quienes consideraron que fue un exceso el de las autoridades al arrasar parejo con la mayor parte de la vegetación que existía en el perímetro del río.

Externaron que el supuesto desazolve, que evidentemente careció de total planeación, y que empezó hace menos de dos semanas constituye el comienzo del fin de la única área que puede considerarse como el último pulmón que le queda al municipio.

Encabezados por Antonio Barrera indicaron que están completamente en contra de que haya “cortadero” de árboles y exigieron a las autoridades dar la cara ante semejante atrocidad.