Denuncia Ramírez corrupción y traiciones en elección SNTE

-Manifestó el líder de la Sección XV que todo eso se observó en el pasado

-Pero próximo proceso será limpio, transparente y sin ninguna persuasión

TREMENDO DESLIZ

Adalid Vera

pág 08 renovaciónCorrupción, traición y ejercicio del poder, fue lo que caracterizó los trabajos de pasados congresos que renovaron al Comité Ejecutivo Seccional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), aseveró Sinuhé Ramírez, dirigente de la Sección XV, pero vaticinó que el próximo a celebrarse en ocho días será un proceso “limpio”.

Recordó que él participó en dos congresos pasados y observó cómo se elegía a costa de la voluntad de todos los maestros al nuevo dirigente; sin embargo, exhortó a seleccionar libremente a sus representantes.

Solicitó a docentes ayudarle a blindar a quienes serán los próximos delegados en el XXII Congreso Seccional, pues “a diferencia de otros momentos el próximo ejercicio, en el que confluirán 700 delegados, será un proceso abierto, limpio y ‘sin dados cargados’ a favor de nadie”.

Apuntó que los tiempos que ha vivido el magisterio nacional no son sencillos y no lo serán pues vendrán retos muy grandes, por eso quien llegue a sucederlo en el cargo debe ser gente respetable, profesional, que busque beneficios para todos, no los propios.

“Les pido que no se dejen sorprender por mesianismos, ni por falsas insurgencias, la realidad es una y no la podemos cambiar, que no nos sorprendan al decirnos que pedirán el 300 por ciento de aumento al bono de jubilados, eso no será cierto, por eso hay que tomar la mejor decisión”.

En unidad los maestros impedirán que jamás nadie vuelva a  violentar los derechos del gremio, enfatizó, de ahí “la importancia de ponerse de acuerdo, de no fracturarse, ni de impulsar 10 planillas cuando el objetivo es el mismo”.

Subrayó que cualquier profesor puede participar y tener las mismas oportunidades y no será Sinuhé quien les mande “tarjetitas” para decirles quién los debe representar.

Con ello llega a fin un periodo y el inicio de otro que requiere del mismo trabajo y voluntad de todos para sacar adelante las necesidades del magisterio.

Añadió que no dejará ningún pendiente y entregará cuentas claras y “todo saneado”.