Acusa formalmente PRD al IEEH por detener dieta

 

-Ingresó representante del partido una denuncia ante el TEEH por omisiones

-Manifestó la dirigencia estatal que se trata de venganzas por evidenciarlos

MALA OPERACIÓN

 

Rosa Gabriela Porter

p5-prdDenunció formalmente el representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Octavio Castañeda, la omisión por parte del Consejo General del Instituto Estatal Electoral (IEEH) respecto al pago de dietas desde enero hasta la última quincena de marzo, de igual forma la indebida atención de las funciones de la presidenta, Guillermina Vázquez Benítez, en cuanto a sus atribuciones en el ejercicio presupuestal asignado.

Mediante el juicio de protección de derechos políticoelectorales TEEH-JDC-020-2017, el “sol azteca” interpuso la queja respecto al incumplimiento en el depósito de salario desde enero de 2017.

Cada uno de los representantes de partidos políticos ante el pleno del IEEH obtiene 22 mil pesos al mes, aunque este beneficio no incluye otras prestaciones especiales.

Por tanto, Octavio Castañeda dejó de percibir 55 mil pesos respecto a los meses de enero, febrero y primera quincena de marzo, situación que atenta contra el presupuesto asignado al instituto, ya que son acuerdos avalados por el Consejo General.

Incluso el presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, Ramón Flores Reyes, calificó como un acto de “venganza” el no pagar las dietas a su representante en el órgano electoral, tras las denuncias públicas por la intención de retener el 100 por ciento de prerrogativas para el cobro de multas y remanentes.

Aunque el Código Electoral del Estado no lo establece, el IEEH contempla una dieta mensual para los representantes de partidos, situación que en otras entidades no ocurre.

Por ejemplo, al consultar las páginas de diversos institutos electorales como Tabasco, Querétaro, Coahuila, Puebla, Baja California, Baja California Sur o Estado de México, muestran que ningún representante de partido absorbe dietas de este tipo.

El juicio ciudadano fue instruido al magistrado hidalguense Jesús Raciel García Ramírez.