Amagues de profes llegan al Congreso

 

Bajaron al diputado Miguel Uribe, al que tacharon de lacayo de Jiménez

-Hablaría sobre supuestas corruptelas de Sinuhé Ramírez en el sindicato

PUGNAS DEL SNTE

 

Jocelyn Andrade

p3-irrupcionSuspendida la sesión del Congreso local de este martes, ante la presencia de manifestantes en contra del diputado Miguel Ángel Uribe Vázquez, a quien acusaron de ser “lacayo” del exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Moisés Jiménez Sánchez.

Al dar paso a los asuntos generales, en donde el legislador del Partido Acción Nacional (PAN), pretendía ingresar un exhorto a la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), para la revisión del proceso de otorgamiento de plazas laborales a docentes, a partir del concurso de oposición, la sesión fue interrumpida por gritos de personas que se ostentaron como docentes y quienes acusaron al representante del Distrito 13 de ser un “títere” del exdirigente sindical.

Luego de haberse declarado un receso en la sesión por no existir las garantías para continuarla, los manifestantes colgaron mantas y se negaron a hablar con la prensa sobre su protesta.

En entrevista, Uribe Vázquez dijo desconocer quién había enviado a los quejosos; sin embargo, acusó indirectamente al diputado de Nueva Alianza (Panal), Eliseo Molina, pues afirmó que los únicos que saben qué asuntos generales serán tratados en las sesiones son los legisladores.

Al cuestionarlo sobre su relación con Moisés Jiménez, aseveró ser su amigo, al tiempo que aclaró que el asunto que trataría en la tribuna no había sido un encargo de él.

Reveló tener una plaza de docente desde el 2011; sin embargo, ésta se encuentra en un juicio laboral por despido injustificado, situación en la que se hallan alrededor de 40 profesores más.

El acuerdo económico contenía acusaciones en contra del actual dirigente seccional del SNTE, Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo, por actos de corrupción y tráfico de influencias en el otorgamiento de plazas.

Además agregaba una lista de 53 personas que fueron promovidas de sus cargos, sin presentar el examen de oposición.