Rechaza PGR dolo en explosión de oficinas

 

-Subrayó en comunicado que se trató sólo de acumulación de gases

-Desmintió la posibilidad de atentado en contra del Ministerio Público

ZONA TULA

 

Ángel Hernández

p8-explosionDescartó la Procuraduría General de la República (PGR), mediante un breve comunicado, que la explosión registrada la madrugada del pasado lunes en las instalaciones del Ministerio Público Federal (MPF) en Tula, y que también albergan a la dependencia, se tratara de un atentado como se especuló en primera instancia.

La delegación aseveró por medio de la circular que el estallido registrado en el inmueble alrededor de las 3:30 horas de ayer fue producido por una acumulación de gases habida en la sala de espera del edificio público, por lo que desechó que se tratara de un hecho doloso.

La PGR calificó el acontecimiento como un “evento aislado, fortuito y que no fue doloso”, por lo que desechó totalmente que fuera un acto intencional provocado por personas desconocidas.

La dependencia inició la carpeta de investigación FED/HGO/TULA/472/2017, que busca esclarecer estos hechos; de acuerdo con el reporte de las autoridades se supo que el incidente no arrojó a personas lesionadas.

La delegación estatal de la procuraduría finalmente reiteró su compromiso de garantizar la seguridad y tranquilidad de la sociedad.

Después de la explosión, alrededor de las 3 horas con 55 minutos, trascendió que los primeros respondientes fueron los elementos de la Policía Estatal que viajaban a bordo de la patrulla 424, quienes fueron alertados por el Centro de Control Comando y Cómputo (C-4).

Al llegar al lugar de los hechos los uniformados constataron que en efecto había ocurrido una explosión, por lo que procedieron a acordonar el área y dieron aviso a autoridades investigadoras que acudieron para esclarecer el acontecimiento.