Previene Finanzas a alcaldes ante vivales

 

-Alertó secretaria Blancas por la presencia de intermediarios que bajan recursos

-También hay despachos que solicitan diezmos, pero eso es un delito, anticipó

BRINDA ASESORÍA

 

Alberto Quintana

p3-finanzasExhortó la titular de la Secretaría de Finanzas estatal, Jessica Blancas, a los presidentes municipales a no dejarse sorprender por intermediarios financieros para bajar recursos económicos de programas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Comentó que se acercan personas para que los alcaldes contraten sus servicios, pero es importante destacar que sólo la Secretaría de Finanzas es la única autorizada para bajar estos presupuestos de forma transparente a los 84 ayuntamientos.

Afirmó que la indicación del gobernador Omar Fayad es tener un gobierno sano, por ello es crucial que los ediles estén muy atentos de estas acciones.

La dependencia estatal trabaja para bajar recursos del Ramo 23, el 33 ya se aplica al presupuesto, será necesario que se acerquen a la Subsecretaría de Finanzas.

Ahora corresponde bajar recursos de los 10 fondos del gobierno federal, ya que deben transparentar de forma eficiente el presupuesto que ejerzan en sus municipios.

La secretaria destacó que los despachos jurídicos y asesores  les cobran desde 10 y hasta 30 por ciento del monto que solicitan de los diferentes programas federales, lo cual es considerado como un delito.

A la fecha se han acercado a los ayuntamientos de Metztitlán, Zempoala, Tepeapulco y Santiago Tulantepec, las autoridades tienen el derecho de bajar los presupuestos de la federación, afortunadamente no han contratado estos despachos contables.

“La Secretaría de Finanzas les proporciona la información necesaria a los presidentes municipales, así como los formatos y cédulas que deben llenar para acceder a estos programas”.

Agregó que en breve la dependencia estatal firmará un convenio de colaboración con los ayuntamientos para asesorar en la presentación de sus cuentas públicas y que no tengan problemas al final del año para pagar los aguinaldos, para cumplir con las obligaciones que tienen hacia sus trabajadores.