Descanso

Juan José Herrera

Juan José HerreraDurante décadas el Valle del Mezquital ha sido testigo de incontables conflictos sociales, atorados en los genes del pueblo hñahñu que busca a como dé lugar una mejor calidad de vida.

Esta situación incluye la expulsión de hombres y mujeres que pretenden, año tras año y como una especie de herencia ancestral, alcanzar el mal llamado “sueño americano” allá en los Estados Unidos.

Pero también es cierto que gracias a dicha labor en la Unión Americana de connacionales que partieron para quizá no volver más a su tierra, hoy esa región representa una de las más atractivas para el turismo local o foráneo y, sobre todo, para una buena parte de visitantes procedentes de la Ciudad y del Estado de México que buscan un lugar cercano, barato y bonito para el asueto.

Así pues el Corredor de Balnearios y Parques Acuáticos en el Mezquital carga sobre sus hombros, por decirlo de algún modo, con un compromiso mayor aun a costa de las vicisitudes que enfrenta.

Enardecido por las huestes de los hermanos Charrez el municipio de Ixmiquilpan es un sinónimo de chantajes y amagues cuyo fin es la obtención de prebendas.

Este jueves precisamente es probable que el gobernador Omar Fayad acuda, por primera vez en mucho tiempo, a esa región de la entidad para dar el banderazo de arranque relativo a las acciones y programas de su gobierno, en coordinación con otras tantas autoridades federales y municipales, para la Semana Santa.

Interesante será sin duda escuchar los mensajes del mandatario estatal en este marco, porque cabe recordar que prevalecen grupos instaurados a partir del presente año con la llegada del famoso “gasolinazo” y enquistados por diversos actores que no desaprovechan oportunidades para “llevar el agua a su molino”.

La expectativa, luego de los desmanes vividos y sufridos hace meses con el bloqueo de la carretera México-Laredo a la altura de El Fitzhi, así como el desmantelamiento de las oficinas de la Policía Federal ubicadas en la comunidad de Dios Padre, es demasiado alta y la esperanza de tener en esta ocasión ingresos económicos considerables mantiene los ánimos de empresarios y población en general positivos; sin embargo, son constantes los rumores de un nuevo tumulto, organizado y respaldado por quienes así conviene, justo antes del comienzo de las vacaciones.

La presencia del gobernador hoy daría un respiro y podría leerse para muchos como la “pipa de la paz” que tanta falta hace para aplacar arrojos desmedidos, pero es y sigue siendo el Mezquital, territorio donde incluso la gente hace justicia por propia mano.

A todo esto también habría que preguntar si alguien ha visto últimamente a Cipriano Charrez, diputado local por el Distrito Ixmiquilpan; tal vez anda en los preparativos para su propio descanso… en algún puerto lejano a los problemas de su estirpe.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap