Detalla la Semot sanciones a los choferes incumplidos

-Mantendrá el organismo estatal sus filtros de revisiones en las regiones

-Con el fin de detectar anomalías y violaciones a reglas de dependencia

CAEN MÁS

Alberto Quintana

p9 SemotSancionó la Secretaría de Movilidad y Transporte estatal (Semot) durante los primeros tres meses de 2017 a 504 unidades del servicio público en diferentes regiones del estado, por diversas violaciones al reglamento.

Durante este periodo el organismo implementó un total de 201 operativos de vigilancia y supervisión en la zona metropolitana y municipios hidalguenses, a través de sus siete coordinaciones regionales (Pachuca, Actopan, Huejutla, Ixmiquilpan, Zacualtipán, Tulancingo y Tula-Tepeji).

Las acciones son para garantizar el orden y legalidad en el servicio; como parte de sus atribuciones está auxiliarse de las Secretarías de Seguridad Pública y Municipales, de acuerdo con las indicaciones del gobernador, Omar Fayad.

Las unidades inspeccionadas corresponden a mil nueve colectivas de diversas rutas que prestan el servicio a colonias, fraccionamientos y barrios, así como 831 taxis de la zona metropolitana y demás municipios.

Los principales motivos de las infracciones a choferes de unidades son por no portar tarjetón, estar fuera de jurisdicción o ruta, hacer base en lugares no autorizados, unidades en malas condiciones físicas y mecánicas, no portar tarifario y alterar tarifas.

Fueron remitidas al corralón un total de 164 unidades, por falta de seguro, fuera de vigencia, placas sobrepuestas, falta de placas, prestar servicio sin autorización (unidades “piratas”).

El organismo estatal recomendó a población en general denunciar la alteración de las tarifas, ya que las indicaciones del gobernador Omar Fayad son mantener las mismas tarifas del servicio público.

Durante el periodo vacacional de Semana Santa se habrán de reforzar los operativos por parte de la Semot para identificar y frenar los abusos que cometan los choferes del transporte público.

Los concesionarios y permisionarios están advertidos de las acciones que se aplican, de no atender las recomendaciones del gobierno estatal podrían enfrentar la cancelación de sus permisos.