Total secrecía sobre riñas en Cereso de Tulancingo

 

– Derivó diferencia la semana anterior en atención médica para un sujeto

– Sin versión de director del centro u otras autoridades en la materia

TULANCINGO

 

Ángel Pacheco

p8-ceresoPor segunda semana consecutiva registraron riñas al interior del Centro de Readaptación Social (Cereso); sin embargo, la información es manejada con hermetismo.

Cabe recordar que la semana anterior la disputa entre internos del referido espacio derivó en la atención médica de uno de los implicados, en el Hospital General de Tulancingo (HGT), a causa de una herida provocada por un objeto punzocortante a la altura del abdomen.

Posteriormente, la tarde del pasado miércoles se suscitó un nuevo enfrentamiento, dejando como resultado a tres personas lesionadas al interior del Cereso Tulancingo.

Hasta el momento ni el director del centro penitenciario ni las autoridades en materia de reclusorios han ofrecido información sobre las peleas que tuvieron lugar al interior del Cereso.

Sin embargo, internos del lugar sugirieron que la riña se dio entre ocho sujetos quienes buscan generar miedo entre los compañeros, además de que la mañana del 13 de  abril hubo una nueva pelea que dejó dos personas lesionadas.

A pesar de reiterados intentos por contactar al director del Cereso, a través de las autoridades superiores, no hay un posicionamiento al respecto.

Por su parte la Visitaduría Regional de los Derechos Humanos en Tulancingo reconoció que en lo que va del año fueron interpuestas tres quejas contra autoridades del Cereso de Tulancingo, mismas que están en proceso de investigación.

Cabe señalar que pese a los diversos reportes las actividades eclesiásticas programadas para el jueves pasado, como la misa y el lavatorio de pies por parte del arzobispo de la arquidiócesis de Tulancingo, a internos, fue realizado de manera habitual.

Del mismo modo la visita de familiares a quienes están presos en el centro de readaptación fue realizada sin contratiempos.