Exhorta arzobispo a rescatar hermandad; lava pies a reos

-Celebró Díaz misa especial al interior de Cereso y solicitó renovar unidad

-Acercarse a Dios y reforzar lazos para apoyar a quienes lo necesitan, pidió

TENER HUMILDAD

 

Ángel Pacheco

p22-arzobispoSólo una cuarta parte de la población del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Tulancingo asistió a la misa y lavatorio de pies por parte del arzobispo, Domingo Díaz Martínez, quien tras la actividad insistió en que las autoridades penitenciarias deben procurar la seguridad al interior.

El pasado Jueves Santo el arzobispo Díaz Martínez celebró la Eucaristía dentro del Cereso de Tulancingo, donde hizo un llamado a la hermandad y a la unidad entre las personas.

“Entre nosotros hay que vernos como hermanos, si no podemos como hermanos siquiera como amigos o como buenos vecinos, mínimo”, invitó el párroco.

En busca de ser una Iglesia servidora, el arzobispo pidió tender la mano a quien lo necesita, dar respuesta a las necesidades de quien lo requiera y acercarse a Dios para tomar el camino del bien.

Dentro de la misa que rememoró la institución de la Eucaristía, Domingo Díaz Martínez lavó y besó los pies, junto con dos sacerdotes, de 12 internos que representaron a los apóstoles de Jesucristo.

El arzobispo enfatizó en mostrar signos de hermandad mediante la ayuda al prójimo: “hay que acercarnos a la Eucaristía, hay que acercarnos a recibir el perdón de los pecados, para que nuestro corazón tenga amor y podamos ver a los demás como semejantes a nosotros”.

Al término de la misa, Domingo Díaz Martínez bendijo pan que fue repartido entre los presentes que acudieron a la ceremonia acompañados de algunos familiares e integrantes de la Pastoral Penitenciaria.

Por otra parte expuso que a través de dicha pastoral pedirán a las autoridades tomar las medidas necesarias para evitar hechos violentos que tuvieron lugar las semanas pasadas.

“Como Pastoral Penitenciaria lo que debemos hacer es buscar el origen de las diferencias, incluso hemos recomendado a las autoridades del Cereso que no mezclen a bandos opuestos porque inevitablemente van a pelear”, concluyó.