Protesta sindicato contra amagues de Ifetel, en Tula

 

-Acciones serían en detrimento de integrantes y de derechos consolidados

-Señalaron que el organismo está al servicio de Televisa y no del gobierno

COLOCAN MANTAS

 

Ángel Hernández

p21-TELEFONISTASIntegrantes del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), en Tula de Allende, colocaron recientemente lonas de rechazo a la reforma en materia de Telecomunicaciones y a las decisiones que toman directivos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), las cuales pretenden obligar a Teléfonos de México (Telmex) a dividirse para dejar de ser una empresa monopólica.

A través de las pancartas, situadas afuera de las instalaciones de Telmex ubicadas en Tula, acusaron al también llamado Ifetel de estar al servicio de Televisa, empresa interesada en la fragmentación de la hasta ahora firma preponderante en el país en cuestiones de telecomunicaciones.

“Ellos quieren obligarnos a la división para dar cabida a otras empresas extranjeras como AT&T y Telefónica Española y que estas compañías entren con el plato servido en bandeja de plata a aprovechar lo que por tantas décadas ha costado a los mexicanos”, acusaron inconformes.

Sostuvieron que la partición que pretende hacer el IFT separaría también a los miembros del sindicato, porque dejarían de pertenecer a la misma empresa y con ello estarían desprotegiendo a los trabajadores que podrían perder prestaciones.

Indicaron que no permitirán atropellos por parte del Gobierno de la República y que defenderán a capa y espada sus derechos como trabajadores, ante lo que pretende la federación que es que la infraestructura de Telmex sea utilizada por las compañías extranjeras a las que se les entregaron concesiones.

Consideraron que esta acción daría pie a una competencia desleal y que no sería conveniente para la economía del país, pues como las compañías trasnacionales no instalarían su propia infraestructura se dejaría de generar la inversión y fuentes de empleo que tendrían lugar si llegaran a apostarse desde cero.