Solicita el arzobispo Díaz orar ante males del mundo

-Aprovechó el tradicional Viacrucis para pedir a feligreses más devoción

-Encabezó el sacerdote recorridos por las principales calles de Tulancingo

REFORZAR LA FE

Ángel Pacheco

p9-arzobispoLa cantidad de personas que cada año acompañan en las actividades de Semana Santa en la Arquidiócesis de Tulancingo es mayor respecto al año anterior, informó el arzobispo, Domingo Díaz Martínez, entrevistado tras el recorrido del tradicional Viacrucis.

Lo anterior en entrevista al encabezar dicha actividad que recorrió las principales calles de la sede metropolitana, acto con el que rememoró el camino de Jesucristo hacia la cruz.

Durante las 14 estaciones, Díaz Martínez solicitó a los feligreses orar por tantos males que aquejan al mundo, en especial por la violencia que sufre el país.

Reflexionó sobre la situación que viven los campesinos, las mujeres maltratadas y explotadas, los indígenas despojados de sus tierras y los migrantes, víctimas de la cultura de la discriminación.

Exhortó a las familias sumarse a la oración y defensa de las personas con discapacidad, los niños maltratados que sufren abusos y personas de la tercera edad que son abandonadas hasta en sus propios hogares.

También sugirió a quienes escuchaban su mensaje pedir por las personas que se encuentran en el poder, para que no se dejen llevar por la avaricia, los vicios y la obsesión por siempre tener más.

El recorrido en Catedral siguió por las calles Miguel Hidalgo, 21 de Marzo Sur, Allende y Aldama, para concluir acompañado de cerca de 600 personas frente al Jardín de La Floresta.

Los feligreses que iniciaron el Viacrucis a las ocho de la mañana de este viernes caminaron por espacio de tres horas y al final fueron reunidos en Catedral para reflexionar sobre las siete palabras de Jesucristo.

Cabe mencionar que las actividades continuaron este sábado con la Vigilia Pascual, en la Catedral Metropolitana, en punto de las 21:00 horas.