Importante hacer conciencia sobre autismo; conmemorar

 

-Durante todo este mes hay diversas actividades con el fin de socializar problema

-Son muchos los factores que inciden para esta condición, según especialistas

DÍA INTERNACIONAL

 

Adalid Vera

p22-autismoCada 2 de abril se conmemora el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo; sin embargo, durante todo este mes se realizan acciones a favor de personas con autismo para reconocer sus derechos y hasta hace un año no existía una cifra real de personas en México con esta condición, pues este desorden de desarrollo tiene una gama muy variada de afección, por lo que fácilmente puede confundirse con algún tipo de trastorno emocional o psicológico.

 

DEFINICIÓN. El autismo es un término usado para referirse a un grupo de desórdenes complejos, asociados con el desarrollo cerebral. Estos desórdenes se caracterizan por dificultades en comunicación verbal y no verbal, interacción social, así como con el comportamiento repetitivo. Desde luego, la severidad y características exactas varían de persona a persona.

La investigación científica demostró hasta ahora que el autismo tiene sus raíces en el desarrollo cerebral en etapas tempranas de la vida del menor; no obstante, los signos de desórdenes autistas son más obvios a la edad de dos a tres años.

De acuerdo con la organización civil estadounidense Autism Speaks, en su investigación “Prevalencia de Autismo en México”, uno de cada 115 niños lo padecen.

Este estudio fue realizado por científicos financiados por Autism Speaks, organización dedicada a la difusión de información y concientización sobre este desorden del desarrollo y se realizó exclusivamente en León, Guanajuato. Los resultados fueron publicados en el “Journal of Autism and Development Disorders”.

CIFRAS. Los científicos determinaron que casi el 1 por ciento de todos los menores en México, alrededor de 400 mil, tienen autismo; sin embargo, como este es el primer estudio de prevalencia no hay modo de comparar la cifra de 2016 con años pasados a fin de conocer si los indicadores crecieron o no.

Hace 20 años se calculaba que el autismo afectaba a uno de cada mil o menos niños en Estados Unidos, por lo que consideraron que la cifra obtenida de 400 mil infantes es un número importante y un problema de salud urgente para México, destacó Michael Rosanoff, director de Investigación en Salud Pública de Autism Speaks, durante una entrevista con el diario El Economista.

En Estados Unidos la prevalencia hasta el año pasado era que uno de cada 68 pequeños padecía de autismo, cifra que se tomó como referencia para comparar con el resto del mundo.

Detalló en su investigación que la prevalencia aumentó considerablemente en los últimos lustros en Estados Unidos, sobre todo en el último año y medio, debido a que el más reciente Manual de la Psiquiatría considera otros trastornos dentro del espectro autista.

 

MÉXICO. Un dato alarmante en el caso de México detectado en esta investigación es que la mayoría de infantes con alguna condición ubicada dentro del espectro autista fueron detectados en escuelas regulares, sin que nunca hubieran sido siquiera diagnosticados.

El 57.7 por ciento se encontraba estudiando en salones de clase generales sin ser diagnosticados, mientras que el otro 42.5 por ciento sí había sido diagnosticado y estaba ya en programas de educación especial. Además, poco más de 30 por ciento de los niños con autismo tiene también alguna discapacidad intelectual.

Sugirió que para medir y seguir el número de niños con autismo en México, el gobierno debería considerar establecer un sistema de vigilancia, además de lograr mayor sensibilización entre padres de familia, maestros y médicos.

Éric Fombonne, investigador principal del estudio, reveló otro dato importante: aun quienes son diagnosticados reciben tarde el diagnóstico.

“Es de especial preocupación que los niños mexicanos con autismo están siendo diagnosticados a una edad tardía, esto indica que se pierden oportunidades de intervención temprana y aumenta la carga para las familias”, señaló.

 

DICTAMEN. El autismo puede ser diagnosticado con seguridad desde los 18 a los 24 meses, aunque incluso en Estados Unidos la edad de diagnóstico es más cercana a los cuatro años. Dentro de los sujetos del estudio, cerca de 78 por ciento de los niños con autismo no recibe su diagnóstico hasta los tres años y 22 por ciento no fue diagnosticado hasta los cinco años.

Finalmente, Lucía Murillo, directora adjunta de investigación en educación de Autism Speaks, recordó que esta es una situación que se presenta por igual en todos los estratos socioeconómicos y aún no se conocen plenamente sus causas.

“Aún no se ha identificado una sola causa para el autismo, pero sabemos que la genética influye fuertemente; además, la investigación sugirió que muchos otros factores ambientales y no genéticos pueden aumentar el riesgo de este padecimiento”.

Debido a que los niños se desarrollan de diferentes maneras muchas veces las familias no reconocen retrasos en el desarrollo y tampoco saben cuáles son las señales de autismo. Es por eso que muchos niños no son identificados y diagnosticados hasta más tarde, como cuando alcanzan la edad escolar, explicó.