Presiona pueblo con insultos y amenazas a sus servidores

 

-Hasta pasadas las 10 de la noche del lunes soltaron a los funcionarios

-De esta forma obligaron a las autoridades a cumplirles sus peticiones

SAN SALVADOR

 

Hugo Cardón

p5-funcionariosDespués de las 10 de la noche del pasado lunes los 17 funcionarios municipales de San Salvador retenidos por habitantes de Santa María Amajac, fueron liberados, no sin antes presionar a las autoridades para que cumplan con las demandas de este grupo de inconformes, liderado por la delegada Basilia Camargo.
La presión que ejercieron pobladores de esta comunidad no sólo se basó en la retención, sino además en agresiones físicas y verbales hacia servidores, quienes poco pudieron hacer ante la gente que aprovechó el tumulto.
La represión generada en contra de las autoridades locales obedeció a la colocación de topes, con los que no están de acuerdo los habitantes de Santa María, por lo que demandaron que los quiten y pongan vibradores.
El síndico procurador, Rufino Jiménez, y el juez conciliador Leybnis Mera García, intentaron dialogar con dicho grupo; sin embargo, no accedió y los retuvo al igual que a otros funcionarios, incluyendo a la alcaldesa.
Aprovechando el momento los lugareños además de exigir el retiro de los topes externaron otras exigencias, entre ellas que la administración de agua potable que se tiene en la comunidad de San Antonio pase a Santa María, para que ésta se haga cargo.

Cabe mencionar que entre las medidas tomadas para ejercer presión a sus demandas, los pobladores de Santa María suspendieron el servicio de agua potable a vecinos de otras comunidades, ajenos a estas problemáticas.

Otro de los puntos que comprometieron fue continuar con la construcción de la calle Libertad, para lo cual tendrían que realizar las gestiones necesarias con otros órdenes de gobierno. Aunado a ello concluir el bardeado perimetral de la clínica de salud de esta misma localidad, además de algunos otros puntos.