Ejercen comuneros más presiones por un relleno

 

-Demandaron atender el tema de contaminación que existe en la región

-Son cuatro ayuntamientos involucrados en problemática por esta causa

BUSCAN ACUERDOS

 

Ángel Hernández

p9-rellenoBloquearon comuneros del ejido de Tula los accesos al Relleno Sanitario Regional (RSR), asentado en esta demarcación; el cerco se dispuso como medida de presión para que las autoridades competentes obliguen a los ayuntamientos de Tula, Atotonilco, Tlahuelilpan y Tlaxcoapan a sanear el basurero a cielo abierto en que se ha convertido el inmueble.

Exigieron el pago de 14 millones de pesos como compensación de daños y perjuicios ambientales al núcleo campesino, ya que dijeron que está por acabar la vida útil del confinamiento y que las alcaldías les van a dejar toda la porquería sin hacerse responsables de los menoscabos al ambiente y la salud.

Para tratar de liberar las entradas del complejo fueron atendidos por el director de Gobernación en la región Tula, Helmer Céspedes Galindo, y representantes de los cinco ayuntamientos que depositan basura en el confinamiento.

La postura de las autoridades giró en que se les permitiera seguir depositando desechos con el compromiso de sanear el lugar y emparejar los caminos interparcelarios que conducen a las tierras de cultivo del núcleo.

Los comuneros solicitaron un compromiso, “aunque fuera de palabra”, de que se les entregaría cierta compensación económica y pidieron una contraoferta de los gobiernos municipales, misma que al final no obtuvieron ya que se tiene que autorizar mediante cabildo.

La reunión terminó con los únicos acuerdos de que se permitiría depositar basura a los camiones recolectores a partir de este jueves a primera hora y que ambas partes se sentarían a dialogar el próximo viernes.