Frente común contra la delincuencia en Hidalgo

– Refrenda Procuraduría compromiso con las y los hidalguenses para continuar con el trabajo necesario para inhibir fechorías, así como brindar más seguridad y confianza a la ciudadanía

PGJEH

Alberto Quintana

p3 pgjehEn la presente administración hidalguense la instrucción del gobernador es hacer un frente común y coordinado en contra de la delincuencia, acentuó el titular de la Procuraduría  General de Justicia del Estado (PGJEH), Javier Ramiro Lara Salinas.

“La PGJEH mantiene operativos permanentes, también realiza labores de inteligencia para combatir el hurto de vehículos y recuperar el mayor número de unidades con reporte de robo”.

Así, la dependencia estatal refrenda su compromiso con las y los hidalguenses para continuar con el trabajo necesario para hacer un combate frontal a la delincuencia y brindar más seguridad y confianza a la ciudadanía, apuntó.

Refirió que los recientes cateos se suman a otras acciones implementadas por la PGJEH y que han permitido recuperar durante los primeros seis meses de la presente administración estatal, 720 vehículos robados en diferentes puntos del estado.

En las últimas 72 horas la Coordinación de Investigación y Recuperación de Vehículos Robados (CIRVR) implementó varios operativos y recuperó unidades con reporte de robo.

Las acciones se aplicaron de manera casi de simultánea en  Acatlán, Tulancingo y Apan, en los que fueron asegurados 11 vehículos, cinco motocicletas, cuatro motores de vehículos, un dolly, dos tractocamiones y una plataforma de un camión de carga.

Además fueron aprehendidas seis personas, que responden a las iniciales de L. D. O. V., A. R. M., A. S. M., V. A. R., R. M. S. y A.R. O., y quienes fueron vinculadas a proceso por su presunta responsabilidad en los delitos de receptación y desmantelamiento de vehículos.

Derivado de actos de investigación realizados por la PGJEH mediante agentes del Ministerio Público, policías  investigadores y personal de la CIRVR ubicaron seis predios en los que permanecían automotores con reporte de robo, por lo que se solicitó a un juez la liberación de las órdenes de cateo.

Una vez que estas fueron otorgadas, se implementó un operativo táctico para dar cumplimiento a las órdenes judiciales. Los cateos se desarrollaron de manera exitosa derivado de las estrategias tácticas planeadas encabezadas por personal de esta institución.

Se recuperaron 15 rines de tractocamión con llantas, placas de circulación de unidades con reporte de robo y accesorios automotrices que fueron hallados en lo que se presume eran talleres de desmantelamiento equipados para operar de manera exprés.

Entre los vehículos asegurados estuvieron un vehículo Charger Dodge equipado con códigos policiales, mismos que se presume, eran utilizados durante la noche para ordenar el alto de los automovilistas y despojarlos de sus unidades.